El alcalde de Muxía da el brazo a torcer y convoca a la oposición para intentar salvar el POS

M. L. CARBALLO / LA VOZ

MUXÍA

CONCELLO DE MUXÍA

La Deputación ha concedido unos días de margen al municipio muxián para que no se pierda el medio millón de euros que pueden invertir en obras

06 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La Diputación ha concedido unos días a la corporación de Muxía para que solucione sus diferencias y lleguen a un acuerdo que permita salvar el Plan de Obras e Servizos, valorado en medio millón de euros. Ya había sido aprobado a principios de año, pero la semana pasada parte de la oposición votó en contra de unos cambios en los proyectos y, por consiguiente, todo el plan se vino abajo.

El alcalde, Iago Toba, asegura que desde que se celebró el pleno mantuvo conversaciones con el ente provincial e incluso se reunió con el presidente, Valentín González Formoso, para trasladarle la problemática, única, pues no se había dado el caso de que un POS ya aprobado se viniese abajo al someter a votación un requerimiento formal.

Así, el regidor ha convocado a los portavoces a una comisión de cuentas que se celebrará hoy (20.00) para abordar este asunto y que la oposición ponga sobre la mesa sus propuestas. Eso sí, debidamente documentadas y teniendo en cuenta «que o prazo remata nuns días, que tiveron todo este tempo para presentalas e que ata o de agora nunca o fixeron, absténdose nas comisións previas aos plenos, que son as reunións nas que se deben aportar e debater as propostas».

El grupo popular ha «celebrado» la decisión del alcalde y anuncia que pondrá sobre la mesa varios proyectos: caminos interiores y saneamiento de Frixe, saneamiento de Suxo y caminos interiores de Sorna, Leis y Caberta, además de pistas en Bardullas o Figueiras.