Madrugada intensa en Muxía, con una fiesta disuelta en Trasufre y casi veinte denuncias por incumplir restricciones

En la celebración había diez personas, dos de ellas de Dumbría: algunas intentaron huir a la carrera, pero no lo lograron

Local social de Trasufre, en Muxía
Local social de Trasufre, en Muxía

carballo / la voz

La Guardia Civil de Muxía tuvo del sábado al domingo una madrugada con mucho trabajo. El turno finalizó con casi veinte personas denunciadas por incumplimiento de las restricciones, por quebrantamientos del toque de queda, por saltarse los cierres perimetrales y por incumplir los protocolos sanitarios. La actuación más importante se llevó a cabo sobre las 04.00. La patrulla realizaba labores de vigilancia por Trasufre cuando los agentes vieron ocho vehículos aparcados en las inmediaciones del local social de este núcleo, de titularidad municipal, y en cuyo interior había luz. Los uniformados abrieron la puerta y localizaron a diez personas de fiesta, sin mascarilla, sin respetar distancias y quebrantando el toque de queda. Algunos de los ahora denunciados intentaron huir a la carrera, pero fueron retenidos.

De esas diez personas, con edades comprendidas entre los 24 y los 41 años, ocho son vecinos de Muxía y otros dos residen en Dumbría, por lo que a estos últimos les abrieron además boletines de denuncia por saltarse el cierre perimetral. Todo apunta a que esta fiesta clandestina fue posible gracias a un vecino, que habría facilitado las llaves del local a los supuestos infractores.

No fue la única incidencia denunciada por la Guardia Civil de Muxía. A otros tres conductores les abrieron diligencias administrativas y penales por duplicar y triplicar, respectivamente, la tasa de alcohol, y a un cuarto, por consumo y tenencia de estupefacientes. A los agentes del puesto de la villa de A Barca les llamó la atención que uno de los conductores que dio positivo era residente en Vimianzo, por lo que también se enfrenta a una sanción por saltarse el cierre perimetral y el toque de queda. Y con respecto al conductor que triplicó la tasa de alcoholemia, se trata de un vecino de Madrid con raíces en Muxía que, al igual que el copiloto, visitaban la localidad por Navidad. En el asiento trasero de este vehículo viajaban otros dos jóvenes, muxiáns, que también fueron propuestos para multa por saltarse el toque de queda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Madrugada intensa en Muxía, con una fiesta disuelta en Trasufre y casi veinte denuncias por incumplir restricciones