Muxía recupera parte de sus fuentes caídas en el olvido

La vegetación cubre algunas de ellas, como ocurría en la de Leis, ya visible


CARBALLO / LA VOZ

El Concello de Muxía, explicó ayer su alcalde, Iago Toba, tiene en marcha una serie de mejoras en núcleos rurales de diferentes parroquias, y entre ellas figura la recuperación y adecentamiento de elementos tales como fuentes «ocultas dende hai anos». También lavaderos. Se ha intervenido, por ejemplo, en la de Leis, a petición de los vecinos, donde también se completará la actuación con un pequeño paseo de piedra. La de Senande figura asimismo entre las salidas a relucir y en la de Touriñán habrá una adecuación. Son solo algunos ejemplos, como la de Chorente, porque Toba asegura que habrá muchas y que la idea es apostar, no por «macroobras», sino por recuperar y dar valor a lo propio, las arquitecturas muxianas, entornos con valor tales como los que rodean a las iglesias, por poner un caso. El área recreativa de Ponte Constante se empezará a recuperar en cosa de «dúas ou tres semanas». Musgo y vegetación, dice, es lo que hallan en muchas fuentes, por lo que pequeños trabajos de limpieza con recursos y personal propio son suficientes.

Aunque recientemente publicaron Mercé y Jesús María Barrientos el libro Fontes rumorosas do Concello de Muxía, alertando del abandono de diversos espacios de este tipo, Toba asegura que los proyectos que tienen ahora en marcha son anteriores a la obra. Lamenta que, antes de la publicación, no se preguntase por los planes de intervención para estos elementos.

También el BNG criticaba recientemente el abandono de la Fonte da Pel, en el entorno de A Barca. Indica el regidor que, como ya explicó en su día personalmente, su restauración entra en un plan aprobado por la Deputación que también acarreará mejora de iluminación y señalización en el área del santuario.

«O remanso dos peregrinos», en marcha en Vilar de Sobremonte

Ahora que, sobre todo con el tema covid, se demandan espacios al aire libre, se está construyendo en Vilar de Sobremonte un área que llevará por nombre «O remanso dos peregrinos», detalló el regidor. Con un paseo de piedra, y con pérgolas y barandas de madera, tendrá también una zona ajardinada y hasta un rincón para tomarse una foto especial, del que no se han desvelado más detalles. Una parada para coger fuerzas, pues.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Muxía recupera parte de sus fuentes caídas en el olvido