«Miña nai oíu un ruído tan forte que pensou que caera o tellado da casa»

Un coche impactó contra una vivienda de Os Muíños (Muxía), y su conductor abandonó la zona, dejando al copiloto en el turismo

t. longueira
carballo / la voz

En torno a las cuatro y media de la madrugada del sábado al domingo un vehículo impactó en una vivienda en Os Muíños (Muxía). «Miña nai oíu un ruído tan forte que pensou caera o tellado da casa, e iso que é do ano 2000, non é vella. Subiu arriba, porque ela é unha persoa maior e dorme abaixo, e cando volveu de volta viu marchar a un rapaz e ao outro dentro do coche, sen poder saír», relata una de las residentes en la casa. «Vivimos catro persoas aquí, pero eu estaba de viaxe, os meus fillos fóra e esa noite estaba miña nai soa», explica. El conductor del vehículo, un Audi, abandonó la zona antes de que llegasen los servicios de emergencia, dejando en el interior al copiloto, herido tras el impacto. Fue evacuado en ambulancia a un centro hospitalario.

«Axiña chegou unha parella, pasaba por alí, e logo xa bombeiros, Garda Civil...», detallan. La mancha de aceite tras el siniestro todavía sigue en el asfalto. «O coche primeiro rebentou unha columna dun almacén que ten aquí ao lado meu irmán. Partiuna polo medio. Debía de ir polo aire porque hai unha reixa e non quedou marca ningunha no chan. Levouna por diante, desenganchouna, e logo deu contra a columna. De aí rebotou cara á nosa vivenda e mandou o portal de miña nai polo aire. Case lle entra a miña nai pola ventá, quedou a escasos 20 centímetros de onde ela dorme. Logo, unha columna que caeu rompeu a parede da casa. Hai un buraco duns 40 ou 50 centímetros, que penso que case chega a dentro. Fixo un esquifo», da cuenta la residente en la vivienda. Explica que, poco más arriba de donde ocurrió el siniestro, hay una curva «traicionera», pero que en todo caso es una zona a limitada a 50 kilómetros por hora. «Debía vir a bastante velocidade, porque todo isto foi de recú, o golpe levouno todo o copiloto», sopesa.

Domingo y lunes fueron días de nervios para su madre, pero ahora ya está más tranquila. La Guardia Civil les indicó que contactasen con el seguro de la casa para que peritase e hiciese el arreglo correspondiente, de forma que después arreglasen entre compañías: «Xa avisamos». El conductor del turismo en cuestión, nacido en 1991, tiene su último domicilio fijado en el municipio de Santa Comba. En las bases de datos de las fuerzas de seguridad no consta que tenga el carné de conducir en vigor: todo apunta a que perdió los puntos y no realizó el pertinente curso para recuperarlos. Pese a abandonar la zona tras la salida de vía, no tardó en ser localizado.

«Pasan voando»

El impacto ocurrió en el centro de Os Muíños, «no medio e medio», en la carretera general. Pese a esa curva que se menciona, y que parece más abierta de lo que es, y pese al límite de velocidad fijado, indican que, por allí, los coches «pasan voando». «Temos un contedor do lixo enfronte da casa e miña nai cando vai levalo, en vez de ir a ese, vai a outro que hai máis abaixo, porque ten medo, precisamente. Tamén hai un paso de peóns, pero coma se non o houbese», describen.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Miña nai oíu un ruído tan forte que pensou que caera o tellado da casa»