La pensión rústica y restaurante O rincón da Baiuca, en Muxía, también se despide

CORONAVIRUS | Manuel Pallas asegura: «Non temos 70.000 para aguantar un ano»


Otro establecimiento que se despide es O rincón da Baiuca, pensión rústica y restaurante que regentan Manuel Pallas, cocinero coruñés, y su esposa, la muxiana Carolina Vázquez. El responsable ha sido el coronavirus y las poquísimas perspectivas de recibir visitantes extranjeros en Muxía. «Aquí traballamos de marzo a outubro e estamos case en xuño e aínda non empezou a temporada. Este é un ano perdido, e temos uns gastos de 6.000 euros ao mes», dice el hostelero. Sin eventos y sin turistas, sería necesario aguantar un año con una actividad muy mermada, hasta marzo del próximo año, para lo que necesitarían unos 70.000 euros, entre sueldos, alquiler y otros gastos relativos a la propia actividad. Ni se le ha ocurrido pedir un crédito ICO porque cree que endeudarse es lo peor que se puede hacer en estas circunstancias. «Despois veremos como fan todos estes que o pediron, porque ten menos intereses, pero hai que devolvelo, e as cousas non están moi ben», comenta. «Se fas ese xogo non hai volta atrás», añade.

Él y su esposa han apostado por cerrar y ya se lo han anunciado al propietario, que ha querido seguir cobrando el alquiler, de unos 2.000 euros mensuales. No descartan volver porque ambos llevan en el sector de la hostelería toda la vida y quieren seguir, aunque en mejores circunstancias.

Último mes

Este será el último mes del Rincón da Baiuca, que se despedirá de su clientela, a la que no ha podido atender tampoco en las celebraciones, aunque Manuel Pallas reconoce que la mayor parte de las personas que comían o pernoctaban en el establecimiento eran de fuera de la localidad, llamadas por el Camino de Fisterra y Muxía, «que tiña moi boas perspectivas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La pensión rústica y restaurante O rincón da Baiuca, en Muxía, también se despide