Guerra Vilela-Toba, y Concheiro, por libre: el debate de Muxía

26M: LAS MUNICIPALES | Los reproches entre los líderes del PP y del PSOE marcaron el debate de Radio Voz

T. Longueira
Carballo / La Voz

Fueron tres los participantes en el debate electoral de Muxía de Radio Voz Bergantiños, que quedó simplificado en una guerra, eso sí dialéctica y en clave política, a dos bandas: el líder del PSOE, Iago Toba, frente a la candidata del PP, Sandra Vilela. El tercero en discordia, el nacionalista Carlos Fernández Concheiro, ejerció de improvisado biombo entre dos candidatos, que se dedicaron a un más que marcaje férreo mutuo. Mientras, el cabeza de lista por el BNG optó por ir por libre.

Fue un análisis en clave «ti máis e ti máis ca min», como criticó Carlos Fernández Concheiro. Iago Toba se dedicó a darle jabón al actual alcalde, Félix Porto, y a defender la gestión del regidor en estos últimos cuatro años, que a llevar a cabo propuestas concretar y definidas. Atizó al PP en su etapa de gobierno en Muxía. «Cando chegou, o PSOE herdou 700.000 euros de débeda, e agora temos case tres millóns de euros de remanente positivo. Iso é xestión». Sandra Vilela le reprochó que se acuerde del PP de hace doce años «cando eu nin estaba en política». Vilela le contestó a Toba que en estos últimos 12 años el PSOE tuvo tiempo suficiente para resolver los problemas crónicos de saneamiento y de la traída, de arreglar en condiciones el pabellón polideportivo y de tener un plan xeral para Muxía: «Cando xestionan mal botan a culpa á Xunta, á Deputación e, incluso, a Bruxelas se fai falta». Criticó la nula capacidad del PSOE por hacer autocrítica. Vilela lanzó un pequeño reproche a su propio partido en la Xunta por no resolver el tema de la escuela infantil, pero también dijo estar cansada de que todo sea culpa del PP. Otro momento del debate se produjo cuando Vilela le reprochó a Toba que no fuera a un partido de fútbol en estos 4 años. La respuesta del socialista no se hizo esperar: «Non vou ao campo a sacar a foto, eu xestiono investimentos e proxectos».

Por su parte, Fernández Concheiro repartió sus criticas. Al PP, «porque na Xunta no hai ninguén» para atender al Concello de Muxía. Y al PSOE, al recordarle que servicios como el de comedor o lavandería se pusieron en marcha con el aval del BNG.

Economía y empleo

Carlos Fernández Concheiro (BNG). Hubo un incremento del PIB en Muxía, «dos máis elevados da comarca», sin embargo, «pérdese poboación». Esto supone, según él, que «esa xeración de riqueza non se distribuíu de forma eficiente entre os veciños». Dijo que el remanente positivo logrado por los eólicos, cerca de 3 millones de euros, debería servir para llevar a cabo iniciativas. Concheiro propuso «investir parte deses cartos en axudas ao sector agrogandeiro, o gran esquecido» en Muxía.

Sandra Vilela (PP)«Muxía perde poboación» y Vilela apuesta por dos grandes ejes en asuntos económicos. Por un lado, «crear emprego con convenios cos empresarios para a contratación de desempregados, sobre todo, xente nova». La otra medida, la rebaja de impuestos. Habló del IAE, de la reducción del IBI del 85 al 95 % para las explotaciones agroganaderas y de la rebaja del ICIO al 50%.

Iago Toba (PSOE). Habló de «situación económica» envidiable. «Os veciños xa saben a capacidade de xestión que ten o PSOE». Lo primero, según él, es tener un Concello saneado «porque iso supón ter orzamento para manter o resto de servizos, e sen subir os impostos».

Cultura y deportes

Carlos Fernández Concheiro (BNG). En este apartado, Carlos Fernández Concheiro incluyó «natureza» porque, a su juicio, genera economía con la desestacionalización del turismo. Apostó por crear con el resto de concellos de la zona A Reserva da Biosfera Costa da Morte. Lamentó que en Muxía no haya un Muse do Mar o que la rectoral de A Barca «estea pechada». Y criticó la infrautilización de un emblema como es Cabo Touriñán.

Sandra Vilela (PP). Se quejó del mal estado de algunas instalaciones como el polideportivo, que obliga a los usuarios a tener que desplazarse a otros recintos o a suspender pruebas por culpa «das goteiras». Hizo hincapié en poner en valor el arte de las palilleiras: «Levan doce anos abandonadas, non hai nin curso de bolillos», actividad que Vilela pretende recuperar.

Iago Toba (PSOE). Calificó al Concello de Muxía «de referente en materia deportiva e cultural». Habló de un programa cultural municipal «de calidade extraordinaria e unha escola de teatro de referencia na comarca». Habló de la escuela municipal de ajedrez y del impulso al fútbol de base: «Fíxoxe en deporte e cultura máis en catro anos que en doce con partido Popular», argumentó Iago Toba.

Obras e infraestructuras

Carlos Fernández Concheiro (BNG). El Plan Xeral se convierte en la gran apuesta para este mandato: «O recurso presentado non vai prosperar e houbo mala xestión». Considera imprescindible el PXOM porque Muxía precisa de un ordenamiento urbanístico y el Concello «solo dotacional para equipamentos públicos». También criticó el déficit existente en saneamiento en todo el municipio.

Sandra Vilela (PP). En la misma línea que el BNG, Sandra Vilela considera clave un plan xeral porque el propuesto en la actualidad «está anulado». Criticó que con casi tres millones de euros remanente, el Concello no haya destinado los esfuerzos suficientes en materia de saneamiento y en el servicio de la traída. Calificó de importante realizar una obra viaria entre «A Cruz ata O Coído» y comenzar a «humanizar» el casco histórico urbano.

Iago Toba (PSOE). Cree que el PSOE realizó un gran esfuerzo en los últimos años en materia de saneamiento y en el servicio de la traída. Habló de mejoras en «Leis», así como obras en pistas, caminos y carreteras. Y le recordó a Vilela que mientras que el PSOE generó un superávit de casi tres millones, el último gobierno del PP dejó un pasivo en las arcas de «700.000 euros».

Servicios sociales

Carlos Fernández Concheiro (BNG). Apostó por una nueva escuela infantil porque el emplazamiento de la actual «non é o axeitado». Y añadió: «A Xunta neste aspecto nos traizoou». También avaló la puesta en marcha de un centro de día para Muxía, «aínda que sexa pequeno e se faga con fondos propios municipais».

Sandra Vilela (PP). Criticó la ineficacia del gobierno socialista de Muxía, «nos últimos doce anos». Según ella, solo echa balones fuera: «A culpa do que non se faga é culpa da Xunta, da Deputación e, incluso, de Bruxelas». En materia de propuestas, Vilela cree que hay que redoblar esfuerzos en el servicio de ayuda en el hogar, construir un centro de día e impulsar las actividades vinculadas «ao envellecemento activo».

Iago Toba (PSOE). Avaló la gestión de los últimos años: «Creamos novos plans en servizos sociais, como os programas de envellecemento activo, o aumento das partidas en coidados aos dependentes, nas axudas aos maiores, como servizos de comedores e lavandería». Y tiene claro que si llega a gobernar en el Concello de Muxía continuará con el plan continuista de Félix Porto, que, según Iago Toba, tan buenos resultados ha dado en los últimos doce años. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

Guerra Vilela-Toba, y Concheiro, por libre: el debate de Muxía