La Policía Local de Muxía intercepta un autobús escolar caducado y sin ITV

Aunque este año las inspecciones no se llevaron a cabo a principios de curso, como es habitual, los agentes dejan claro que seguirán actuando el resto del año escolar


cee / la voz

La Policía Local de Muxía, coincidiendo con el inicio del curso, ha comenzado sus inspecciones de cada año al transporte escolar, que este mismo jueves ya se han traducido en una actuación relevante. Al filo de las 08.20 horas inspeccionaron uno de los vehículos que cubría una de las rutas del instituto Ramón Caamaño, conducido por un vecino de Vimianzo, y se toparon con una serie de irregularidades graves. Para empezar, el minibús, con placas 1481 BVS, tiene más de 16 años, lo que lo inhabilita para este tipo de servicios. Además tenía la ITV caducada y no consta que posea la autorización administrativa de la Xunta de Galicia para realizar transporte escolar, lo que ya de por sí es suficiente para que no pueda realizar este tipo de trabajos.

Detectados los incumplimientos, la policía se los comunicó al conductor y también, por teléfono, al jefe de la empresa Autos Caamaño, para indicarle que ese vehículo no podía realizar ya más rutas, incluida la del colegio de Os Muíños, que tenía prevista a continuación de la del instituto. El citado empresario, siempre según la policía, indicó al conductor que se dirigiese a la nave y envió otro autocar, ese sí autorizado, para cubrir el transporte. De ahí que el servicio al colegio se prestase con normalidad y los pequeños no se viesen especialmente afectados por estas modificaciones.

Cinco denuncias y advierten que seguirán vigilantes todo el curso

Desde la Policía Local de Muxía explicaban ayer que las irregularidades detectadas en este vehículo se van a traducir en dos denuncias por infracción muy grave y otra leve de la ley de transportes terrestres y otras dos de carácter grave del reglamente general de vehículos.

Aunque este año las inspecciones no se llevaron a cabo ya los primeros días de curso, como viene siendo habitual, los agentes apenas dejaron pasar una semana para actuar y dejan claro que van a seguir haciéndolo durante todo el curso escolar. Advierten que van a estar especialmente vigilantes con las inspecciones, las autorizaciones y todos los documentos con los que deben contar estos vehículos, además de revisar las condiciones técnicas y los elementos de seguridad, así como los requisitos especiales que deben cumplir los conductores y los acompañantes.

El transporte de niños resulta especialmente sensible y de ahí que tanto la propia normativa como los agentes muestren un celo especial a la hora de protegerlos y de exigir medidas para su salvaguarda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

La Policía Local de Muxía intercepta un autobús escolar caducado y sin ITV