Moraime se cita con su historia para que la Xunta apueste por su futuro

El Concello de Muxía reclama con actividades el desarrollo del proyecto arqueológico

.

cee / la voz

El Concello de Muxía ha encontrado una curiosa manera para quejarse por lo que el gobierno municipal entiende como agravios de parte de la Xunta de Galicia hacia Moraime y su entorno. En buena medida así nació la Cea do Infante Afonso -entonces porque no se acababan de restaurar los frescos- y ahora esas mismas críticas referidas a los retrasos del proyecto arqueológico van a dar lugar a un nuevo ciclo de actividades. En resumen, Muxía quiere visibilizar el interés que despierta el santuario románico y todo lo que se ha ido recuperando en su entorno para así despertar la conciencia de la Consellería de Cultura. La curiosa manera de quejarse con los frescos dio resultado y ahora habrá que verlo. Por lo de pronto, en agosto y septiembre Os Quinquilláns protagonizarán un total de ocho sesiones de sus visitas teatralizadas y la Cea do Infante serán ya en realidad dos días: el 25 y el 26 de agosto, además conciertos de Xoan Curiel, Ao encontro de Martín Códax, y de Vox Stellae, ambos en el interior de la iglesia.

«É que nos parece lamentable o que está sucedendo co entorno de Moraime, despois da inversión de cartos privados que se fixo e do traballo que se fixo para que conseguir que se recuperasen as pinturas, os frescos. É bochornoso porque o único que se lle pedía á Consellería era que puxese a infraestrutura, os técnicos para o deseño. Nin sequera tiña que pór cartos, porque xa sabes que a Xunta é pobre e non ten cartos para ocuparse do que son as súas competencias», ironizaba ayer el alcalde muxián, Félix Porto, quien recordó el compromiso firme de la Deputación para aportar 200.000 euros, a los se sumarían otros tantos del Concello.

El objetivo de esta iniciativa es que el entorno de Moraime, claramente infrautilizado y en el que, por ejemplo fragmentos de una fuente puede que incluso de época romana, están abandonados en medio de un pastizal, se convierta en un gran parque arqueológico, retomando así las excavaciones de los años 70 en las que quedó en evidencia la importancia del yacimiento. El Concello y la Deputación pretenden hacerlo colaborando con la Facultade de Xeografía e Historia de la USC, para que los alumnos puedan desarrollar en Muxía prácticas arqueológicas. Ahora bien, para no enfrascarse en eternos trámites burocráticos, quieren el apoyo de Cultura, para que le dé soporte técnico y administrativo. «Supoñíase que nos primeiros 15 días do pasado mes de xaneiro comezariamos a traballar para facer un primeiro deseño, pero a deixadez foi absoluta e o único que recibimos foi a calada por resposta. Se dándolle os cartos non o queren facer, esperemos que isto sirva para que o conselleiro reflexione. Senón, polo menos esperamos espertar a curiosidade dos veciños pola irradiación da nosa cultura», concluyó Porto. La consellería, preguntada al respecto, aún no aclaró qué proyectos tiene con relación a la propuesta.

El «misterio» que transmite la iglesia y su entorno sirve de base para visitas de teatro vivo

«O guión hai que vir a velo, pero a sensación que me transmite o entorno é algo de misterio. Así fórmase unha trama entre os personaxes, que serve de escusa para contar a historia de Moriame, das pinturas, de Muxía e da zona», explicaba ayer en la presentación la autora Tero Rodríguez, de Os Quinquilláns, que será también la encargada de representar O Segredo de Moraime, en el papel de Silvina. Junto a ella, Lucho Penabade encarnará a Golías, el monje con el que Silvina establecerá esa dialéctica para construir la visita teatralizada.

«Neste tipo de traballos temos en conta quen o pide, con que finalidade e en que espazo», señaló Penabade, quien promete «unha visita moi agradable para a xente» porque no «hai idea de espectadores» ni escenario que marque distancias. Todos, actores y público, comparten un plano de igualdad.

Las representaciones, para las que el alcalde agradeció que la Iglesia cediese el tempo, arrancan el próximo día 4 a las 12.30 horas.

Misma dirección

Moraime es como la catedral de la Costa da Morte. El punto de mayor interés arqueológico, histórico, cultural y religioso de este espacio atlántico. Allí se crio un rey. Su recuperación y puesta en valor es una obligación por parte de las Administraciones. Puede convertirse en un gran espacio de desarrollo cultural, social y turístico si el plan se encauza adecuadamente. Merece la pena que todo el mundo empuje en la misma dirección.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Moraime se cita con su historia para que la Xunta apueste por su futuro