La dejadez burocrática atasca la mejora del entorno de A Barca

Defensa exige la compra de la parcela del aparcamiento para poder acondicionarlo


Carballo / la voz

A finales del pasado año, el Concello de Muxía ya tenía disponobles los 209.000 euros que servirían para cerrar un nuevo capítulo de la dramática historia reciente del santuario de la Barca. El dinero se consignó en el presupuesto de este año y el gobierno local envió a Patrimonio el proyecto para poder acometer la obra.

Seis meses y dos modificaciones en el diseño más tarde, la Consellería de Cultura acaba de informar al Concello de que para actuar en las inmediaciones de A Barca es necesario elaborar un plan director, que, según asegura el alcalde, tiene que elaborar la propia Xunta.

Para terminar de complicar las cosas, el dinero que había sido consignado tampoco será suficiente. Uno de las cuestiones incluidas en el proyecto es la mejora del estacionamiento, para el que se usa ahora una explanada de barro junto a la casa rectoral. Para esta zona está previsto lo que se conoce como tratamiento blando o no agresivo, puesto que se trata de un ámbito de gran valor ecológico.

El terreno ha resultado ser propiedad de Defensa, departamento con el que se ha puesto en contacto el Concello de Muxía para obtener la autorización pertinente. El alcalde aseguró ayer que la respuesta por parte del ministerio ha sido que la finca está a la venta y que su valor supera los 24.000 euros, que habría que añadir al dinero aportado por la Diputación y el Concello.

El alcalde, Félix Porto, mostró ayer su disgusto por la situación. «En tódolos lados os problemas son sempre atrancos económicos, pero non de vagancia», señaló Porto Serantes, que calificó de impropia la situación y acusó a la Xunta de querer boicotear la iniciativa.

Ahora, los 210.000 euros están consignados, pero no se podrán utilizar. Lo que más enfada a Félix Porto es que después de haber adaptado en dos ocasiones el proyecto a las exigencias de Patrimonio ahora se le diga que el dinero y el tiempo invertidos no hayan servido para nada.

El regidor aún no se ha puesto en contacto con la Xunta para solicitar la redacción del plan especial y poder recuperar el entorno del santuario.

El gran proyecto arqueológico de Moraime sigue pendiente de noticias de Cultura

 

 

Más de seis meses hace también que representantes del Concello de Muxía, la Diputación, la Consellería de Cultura y el empresario Francisco Canabal, que puso en marcha un proyecto de recuperación de la casa rectoral para convertirla en un alojamiento. En el encuentro, según el alcalde, Cultura quedó en enviar un equipo de técnicos para realizar un proyecto destinado a la recuperación, excavación y puesta en valor del entorno de Moraime.

El Ayuntamiento tenía preparados 200.000 euros, y la Diputación, otro tanto, para que Moraime recuperara su esplendor, pero, por el momento, Cultura no ha dado señales de vida, denuncia el regidor. El alcalde, además, considera que Moraime sería un buen lugar para que los arqueólogos pudieran realizar sus prácticas.

Por otra parte ayer fue el segundo día de puertas abiertas para poder admirar los frescos de la de la iglesia de San Xiao, que han sido restaurados tras años de espera.

Influencia clara

Espacios como el entorno de A Barca de Muxía o lo que fue el monasterio de Moriame son de interés general. Las Administraciones deberían ir de la mano para la recuperación y puesta en valor de estos lugares. Si, además, el Concello tiene el dinero, lo justo y normal sería que ambos proyectos recibiesen el empuje necesario para el desarrollo cultural y turística. Su efecto llamada es muy importante, y su influencia en el futuro del pueblo, clara.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La dejadez burocrática atasca la mejora del entorno de A Barca