En una semana se entregaron en Muxía 52.700 kilos de patata

A partir de hoy ya se pueden tramitar las indemnizaciones

.

Carballo / La Voz

Desde que el 25 de abril, miércoles de la semana pasada, comenzó la campaña de destrucción de la patata en el municipio de Muxía, los vecinos han entregado casi 53 toneladas de tubérculo a los técnicos de la Xunta para su posterior transporte a las instalaciones de Cerceda, donde sería destruida posteriormente. A esta cifra hay que sumar, además, los 3.885 kilos que ya fueron eliminados en el momento en el que se detectó la presencia del insecto en el Concello.

Lo comunicó ayer la directora xeral de Gandaría, Agricultura e Industrias Alimentarias, Belén do Campo, que compareció voluntariamente en la comisión séptima del Parlamento. Agradeció, además, el nivel de compromiso mostrado por los vecinos y la colaboración mostrada por estos a la hora de ceder sus existencias de patata. Además, en ese mismo momento de la entrega los técnicos de la Xunta ayudaron a los propietarios a cumplimentar los formularios para solicitar las indemnizaciones, cuyo plazo se abre justamente hoy.

Los agricultores tienen hasta el 1 de octubre para optar a estas ayudas, que cuentan con una financiación de 100.000 euros, aunque no serán íntegros para los damnificados por la polilla guatemalteca, sino que también se aplican a otras plagas: la que afecta a la plantación de pinos en viveros, el hongo que daña las plantas de arándanos y la plaga exótica que está afectando a la producción y comercialización de cítricos en viveros.

En todo caso, podrán beneficiarse de estas indemnizaciones las personas físicas y jurídicas y las entidades sin personalidad jurídica que fuesen titulares de plantaciones de patata en la zona demarcada y que, por lo tanto, tuviesen que entregar para su destrucción cualquier existencia de tubérculo. En cuanto a los importes acordados, son los siguientes: hasta 0,70 euros por kilo de patata de simiente; 0,30 euros por kilo de patata producida en la explotación y 0,40 euros por cada metro cuadrado de terreno plantado que los propietarios tuviesen que desenterrar.

Pérez Seco tacha de «ineficientes» las medidas tomadas por la Xunta a la hora de controlar la plaga

El portavoz de Gandaría socialista, José Manuel Pérez Seco, denunció ayer la «ineficacia» en la gestión de la Xunta en las medidas contra la polilla guatemalteca. La comparecencia en comisión de la directora xeral, Belén do Campo, Pérez Seco lamentó la «tardanza» del Gobierno autonómico a la hora de gestionar y adoptar medidas. «Vénnos a falar dunha praga que xa debería estar controlada», inquirió el diputado, quien denunció la «ineficacia» de las medidas de control tomadas, que no evitaron la expansión de la plaga a un Concello que se encuentra a más de 100 kilómetros de distancia del principal foco infeccioso de la comunidad. «As nosas conclusións son que a praga non está finalizada e non se está a conseguir parar», añadió Pérez Seco.

También afirmó que «a conselleira debería aparecer por Muxía» y que la crisis de la patata «deixa moitos damnificados».

Finalmente, el portavoz de Gandaría socialista preguntó por las medidas que se están tomando por parte del Gobierno autonómico a la hora de frenar el avance de la colza y por las investigaciones acerca de las causas de la expansión a Muxía.

Las declaraciones en la zona tampón siguen hasta el 31

Paralelamente, continúan hasta el 31 de mayo los trámites para la declaración de plantaciones que estén en la denominada zona tampón (a cinco kilómetros a la redonda de Muxía). Técnicos de la Xunta de Galicia visitarán cada día de la semana un concello diferente de los cinco que se ven afectados y seguirán el siguiente calendario: los lunes en Camariñas, martes en Dumbría, miércoles en Cee, jueves en Vimianzo y viernes en Fisterra. El horario aproximado es de 10 a 14 horas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

En una semana se entregaron en Muxía 52.700 kilos de patata