La policía autonómica denunció a 10 menores por beber alcohol en la calle

Todas las infracciones, y 3 más por venta, fueron detectadas en Muxía este año


carballo / la voz

El Grupo de Menores de la Policía Autonómica ha presentado diez denuncias contra menores por consumo de alcohol en la vía pública en lo que va de año, y tres más por venta. Y todas, en el municipio de Muxía. Aunque en los datos oficiales que facilita la Vicepresidencia de la Xunta -de la que depende la policía- no se indica el mes o el momento en el que se cursaron estas actuaciones, probablemente buena parte -o todas- se correspondan con las fiestas de A Barca, donde el botellón, pese a que ha disminuido, sigue siendo uno de sus principales problemas. A mayores hay que sumar otras tres denuncias por venta de alcohol.

Muxía también es el lugar en el que ha habido más actuaciones de diverso signo por parte de este cuerpo de seguridad: un total de 92 en casi nueve meses. Desglosadas, las 10 denuncias por consumo, las tres por venta; dos dispositivos para control de tabaco o alcohol y 29 identificaciones por ambas cuestiones. Hay que añadir 15 informes: seis por consumo de alcohol, uno por venta y ocho por consumo de tabaco. Las inspecciones fueron, en total, 33.

El siguiente municipio de la zona con mayor número de actuaciones por menores es Camariñas, con 32, aunque en este caso no ha habido ninguna denuncia. Los dispositivos montados por alcohol o tabaco fueron cuatro; y las inspecciones, 28. En los demás casos, las cifras son mucho menores. Por ejemplo, en Cee se realizaron seis inspecciones en un único dispositivo, y en Dumbría, cinco inspecciones en un dispositivo.

En el municipio de Vimianzo fueron seis en total: cinco inspecciones y un dispositivo montado, y en Zas, ocho: un dispositivo, dos informes y cinco inspecciones, siempre referentes al consumo de alcohol y tabaco en la vía pública por parte de menores.

En los demás concellos no hubo ninguna intervención este año, pero sí los anteriores. Es algo que varía constantemente.

Multas de hasta 3.000 euros, y de hasta 15.000 en el caso de la venta

Consumir alcohol en espacios públicos o en establecimientos de hostelería no les sale gratis a los menores. Las sanciones están recogidas en la Lei 11/2010 de prevención del consumo de bebidas alcohólicas en menores de edad, que precisamente la Consellería de Sanidade quiere reformar en varios aspectos, uno de ellos para dar más herramientas a las entidades locales.

Pues bien, beber sin llegar a la mayoría de edad supone una infracción leve, y la multa prevista en la legislación para estos casos oscila entre los 601 y los 3.005 euros. Eso sí, la propia norma recoge que las multas podrán sustituirse por la inclusión del infractor en programas preventivos de carácter formativo, informativo o de tratamiento, a desarrollar durante un número de sesiones que se establecerán en el desarrollo de la ley. También pueden sustituirse por trabajos y actividades en beneficio de la comunidad. En el caso de los menores sancionados por consumo de alcohol, se recomienda de hecho ese tipo de medidas y no imponer multas. En el caso de la venta a adolescentes, que ya se considera una infracción grave, las multas van de los 3.005 euros a los más de 15.000. Estos dispositivos no solo sirven para sancionar, sino que la Policía Autonómica informa también cuando realiza estas tareas del contenido de la ley a los propietarios de los locales y de cuáles son las actuaciones que tienen que llevar a cabo para cumplirlas. El grupo de menores se encarga además de vigilar que no haya adolescentes en situación de absentismo, aunque en la zona no se han detectado estos casos en lo que va de año. Las inspecciones las realizan desde el 2010.

Unha cuestión de vontade e educación

Xosé Mª Arán

Xa se sabe a famosa frase que os galegos amosamos para dar opinión moitas veces sobre diferentes temas, o importante é ter sentidiño. Pois iso é o que se ten que aplicar na problemática abusiva de alcohol por menores, da mocidade e do resto dos cidadáns.

Porque a lei está aí para cumprila, e sinala que se ten que «definir as características que haberán de ter as estratexias de prevención de consumo de bebidas alcohólicas en menores de idade, de educación sanitaria e de concienciación, social e das familias, do grave problema xerado polo consumo de bebidas alcohólicas en menores de idade. Limitar o acceso dos menores de idade ás bebidas alcohólicas. Exercer o control administrativo desta restrición ao consumo por menores de idade, que aborde tanto a venda e o fornezo como o propio consumo por menores en vías públicas ou establecementos. Establecer limitacións a determinadas prácticas de publicidade, promoción e patrocinio do consumo abusivo. O réxime sancionador. O sistema de información sobre resultados da aplicación da norma. Limitacións horarias á venda nocturna e medidas de control da administración en espazos de dominio público». ¿De verdade estase a cumprir?

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La policía autonómica denunció a 10 menores por beber alcohol en la calle