La desidia y el abandono acentúan el deterioro de las laudas de Moraime

Sus grabados se han desdibujado tras permanecer más de 40 años a la intemperie


Carballo / La Voz

Pocos son los que ignoran a día de hoy la gran riqueza patrimonial que entraña el conjunto arquitectónico de Moraime. El templo, del que se desconoce la fecha exacta de su construcción, recibió importantes donaciones ya en el siglo XII por parte del rey Alfonso VII, por lo que son al menos novecientos años los que han contado sus anchas paredes.

Sin embargo, y pese a la contrariedad de vecinos y conocedores de tal riqueza, los tesoros que entraña el conjunto atraviesan una situación de absoluto abandono, como ayer advertían desde Apatrigal, en concreto su socio, Carme Toba. Particularmente llamativo es el caso de las laudas que se apilan en los exteriores de la iglesia, como si de simples desperdicios de obra se trataran. Las laudas gremiales son lápidas que se empleaban para cerrar los nichos y en las que se grababan inscripciones como escudos familiares o datos del fallecimiento del difunto. En Moraime fueron descubiertas en la gran excavación promovida en el año 1972 por Chamoso Lamas. Desde entonces, allí permanecen (también sarcófagos). Inertes y aguardando a la intemperie.

Las inclemencias del tiempo y el evidente desinterés mostrado por las Administraciones han dado lugar a la erosión casi completa de los grabados, dejándolos prácticamente ilegibles a simple vista. «Dende que se descubriron hai máis de corenta anos ninguén se preocupou de poñelas sobre cuberto ou de darlles algún tipo de mantemento. Creo que non chegan a comprender o valor que teñen», señala Alejandro García, vecino de Moraime y buen conocedor del monasterio.

Los amigos de lo ajeno también hicieron apariciones a lo largo de los años sustrayendo piezas de gran valor halladas en las excavaciones o incluso piedras de gran tamaño. «Quen sabe se o farían polo seu valor real ou porque simplemente lles facían falta para facer unha obra ou unha parede», señala Alejandro.

La última acción de mejora se efectuó en 2015 para reducir el impacto de las humedades

La necesidad de poner en marcha una intervención integral en todo el conjunto ha quedado más que evidenciada en los últimos años. Más allá de las laudas y su ya irreversible deterioro, la humedad sufrida por los frescos o las piezas que se encuentran en paradero desconocido -como la estela romana descubierta en las excavaciones de 1972- todo el complejo necesita de una actuación urgente.

Las últimas obras efectuadas en Moraime fueron para aliviar la presión destructiva ejercida por la humedad. Fueron llevadas a cabo entre junio y septiembre de 2015 y se acometieron drenajes a gran profundidad. «Mesmo se atoparon con restos mortais de persoas que foron enterradas nos exteriores da igrexa, unha práctica moi habitual fai anos», señala Alejandro García. Cabe aguardar que los drenajes acometidos surtan efecto y frenen el deterioro sufrido en las instalaciones, así como en los frescos que decoran la pared norte interior de la iglesia.

Por su parte, el profesor muxián Antón Castro, que hizo en su día un completo estudio sobre los hallazgos de las excavaciones dirigidas por Manuel Chamoso, coincide en la necesidad de una actuación integral en el complejo y, más en especial, en lo referido a la conservación de las laudas. El número de monumentos que pueden verse en los exteriores del complejo «non é o mesmo nin coincide cos atopados hai corenta anos. A xente foi levando pedras -e o que non son pedras, tamén- ao longo dos anos», dice, saqueando «un tesouro arqueolóxico de inigualable valor».

Aún no se ha fijado fecha para la restauración de las pinturas

El 15 de mayo de este mismo año se licitaba por parte de la Consellería de Cultura la restauración de las pinturas de la pared norte interior de la iglesia, unos frescos que los expertos sitúan entre los siglos XV y XVI y que se encuentran en estado lamentable. Tras la licitación se abría un plazo de dos semanas para que las empresas interesadas presentasen sus ofertas y poder así comenzar los trabajos de forma inmediata. Trabajos que se desarrollarían en un plazo de cinco meses prorrogables.

Pese a la euforia inicial -la noticia fue muy bien recibida en su día por los miembros del gobierno municipal-, el proceso parece haberse visto paralizado y desde el Concello aguardan alguna notificación por parte de la administración autonómica. «Neste momento estamos á espera de que dende a Xunta lle dean para adiante ao proceso», reconoce el alcalde, Félix Porto.

Estelas romanas, sartegos e laudas: as nosas Rosettas

Carlos H. Fernández Coto

Apedra de Rosetta é unha estela exipcia que contén un texto en tres tipos de escrita, e foi clave para comezar a descifrar os xeróglifos exipcios antigos. Está exposta, dende hai moito tempo, no Museo Británico e hai que pagar por vela, tocala está totalmente prohibido.

Galicia está chea de estelas romanas, sartegos con inscricións e laudas funerarias, moitas das cales nos permitirían descifrar os nosos xeróglifos antigos, as vellas inscricións que moitos galegos realizaron hai centos de anos con vocación de transmitirnos as súas vivencias e os seus costumes.

Seguir leyendo

Tesón

Ha costado lo suyo (lo suyo con capital privado) arreglar la rectoral para convetirla en hotel, pero finalmente el tesón ha vencido. Con las pinturas pasará lo mismo: son ya tantos años dando pequeños pasos que no queda otra que llegar a la restauración completa. Con las laudas debería ocurrir lo mismo: es insólito verlas desperdigadas. Compárese con la situación de Noia, conservadas, admiradas y visitables. Mucho por hacer.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

La desidia y el abandono acentúan el deterioro de las laudas de Moraime