«Con la bicicleta y mis padres hemos descubierto un montón de lugares»

Los jóvenes checos están de ruta por toda Europa buscando paisajes de ensueño y las mejores zonas para practicar Surf. Ahora se encuentran en Muxía y, además de las tablas, nunca se separan de sus bicicletas, alguna de ellas con muchas historia, que utilizan para moverse por las localidades y no depender siempre del coche


Cee / La Voz

Si la Costa da Morte y el Camino están de moda entre los viajeros de toda Europa, la bicicleta lo está todavía más y cada día el porcentaje de los visitantes que llegan en dos ruedas o se valen de este vehículo durante su estancia aumenta. La semana pasada daban prueba de ellos dos navegantes belgas instalados en Muxía. Este mismo domingo, dos monjas alemanas causaban también sensación en Baíñas al pedirle a los lugareños que le señalasen en el mapa la ubicación del lugar en los mapas que portaban sobre sus manillares... y así habría ejemplos para una larga lista.

Entre ellos destaca el de Martin Janík y Jirka Janovsky, dos jóvenes checos aficionados al surf que ayer se encontraban en la Punta da Barca de Muxía y se le iluminaban los ojos al oír hablar de la playa de Nemiña porque, por raro que parezca, no sabían de su existencia.

Jirka trabaja como monitor de esquí en Japón durante el invierno y, en verano, da clases de surf, aunque estas últimas tres semanas las ha reservado para acompañar a su amigo en este viaje.

Martin, que se defiende bastante bien en castellano -«Estuvo de Erasmus en Huelva», explica- lleva 10 meses recorriendo Europa: «Zagreb, Portugal, Gibraltar...», cita con una ilusión y un espíritu aventurero que lo impregna todo. «Cuando estaba de Erasmus no tenía piso, vivía mucho en el coche y así. Además, con la bicicleta y mis padres hemos descubierto un montón de lugares. De hecho, tengo tres: una de descenso, una mountain bike y una vieja bicicleta checa, muy antigua ya», detalla el viajero, mientras muestra este modelo, anclado en la parte trasera del coche con el que se mueven por la zona y les hace también a veces de alojamiento.

Ahora le quedan por delante dos semanas, un par de tiendas de campaña y «mucho surf, porque estamos recorriendo todo esto surfeando», dice el joven, que también sabe que todo lo bueno se acaba y que, en breve, tendrán que regresar a la República Checa y al trabajo, porque tampoco todo puede ser viajar.

Como ellos, cada vez más gente le hace un hueco a la bicicleta en su ocio y vida diaria. El Día da Bicicleta que organiza La Voz de Galicia y Radio Voz para este domingo en Cee es una oportunidad para iniciarse en familia e ir cogiéndole el gusto.

Desde el monte Saint Michel hasta la Costa da Morte

Benjamín es uno de los muchos peregrinos llegados estos días en bicicleta hasta la Costa da Morte. En su caso, desde el monte Saint Michel en su Francia natal hasta Fisterra y después Muxía. Ayer volvía a casa. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Con la bicicleta y mis padres hemos descubierto un montón de lugares»