Las olas alcanzan el cielo de Malpica

Melissa Rodríguez
MELISSA RODRÍGUEZ CARBALLO / LA VOZ

MALPICA DE BERGANTIÑOS

VICTORIA COUSILLAS

Las Illas Sisargas registraron un peculiar fenómeno meteorológico

11 oct 2022 . Actualizado a las 19:52 h.

El Concello de Malpica registró un particular y visual fenómeno meteorológico el pasado viernes en el cielo de las Illas Sisargas. Era un día de resaca de nordés, el viento que caracteriza esta zona durante buena parte del año. La vecina Victoria Cousillas inmortalizó con su cámara cómo las olas del mar se subían al archipiélago. Hasta cinco nubes emulaban la cresta de las ondas, dejando una estampa idílica y muy llamativa. Fueron muchos los que se interesaron por las formaciones en la atmósfera.

Desde MeteoGalicia informaron que se trata de la inestabilidad de Kelvin-Helmholtz. «Déronse os ingredientes necesarios para que se produza», comenzaron explicando. Por un lado, en la superficie, había viento de nordés. En cambio, durante buena parte de la jornada, por encima de los 1.000 metros sopló del suroeste. Esta circulación del aire en diferentes direcciones según la altura es fundamental. Además, la densidad de los fluidos también fue distinta, siendo la de arriba más seca y cálida. Por tanto, hubo cizalladura, que dio lugar a estas formas de nubes que, a su vez, permiten visualizar el fenómeno.

La inestabilidad de Kelvin-Helmholtz es una de las formaciones nubosas más fotogénicas. De hecho, se cree que inspiraron a Van Gogh para pintar su famosa obra «La noche estrellada». Se forman en días ventosos y deben su nombre a sus descubridores, Lord Kelvin y Hermann von Helmholtz, quienes a finales del siglo XIX desarrollaron una teoría para explicar el origen de la energía solar. Posteriormente, se observó que dicho mecanismo era extrapolable a otros procesos atmosféricos o espaciales.

Otras llamativas nubes se vuelven virales en las redes sociales. El cumulonimbo es la reina del cielo. Comparte características con cualquier otra nube pero tiene aspectos que la hacen única. Se eleva más que ninguna otra, alcanzado alturas que superan los doce kilómetros. Su desarrollo vertical solo se interrumpe cuando llega a la tropopausa, el límite entre la troposfera, la capa que está en contacto con el suelo, y la estratosfera, la que está justo por encima. En esa frontera la temperatura ya no desciende sino que aumenta, y el aire comienza a desplazarse horizontalmente, dando a la nube la típica forma de yunque.

Descubren tres nuevos tipos de nubes que han sido creadas por el hombre

La Organización Meteorológica Mundial las ha recogido en su nuevo Atlas

La Organización Meteorológica Mundial ha revisado el Atlas internacional de nubes de 1987 y ha detectadao tres nuevos tipos de nubes que no estaban registradas con anterioridad. Se trata de tres nuevos tipos de nubes antropogénicas, creadas por el hombre. La publicación recoge recoge las nubes asperitas (nube undulatus), volutus (nube rodillo) y cavum (nube agujero).

En la actualidad hay diez géneros de nubes que describen en qué parte del cielo se forman y su apariencia aproximada. Asimismo, estos se subdividen en especies que describen la forma, estructura interna de la nube y en variedades que describen la transparencia y la distribución de las nubes, de modo que en total hay unas 100 combinaciones.

Los colores de las nubes

Cuando miramos al cielo es realmente sencillo augurar si las nubes traen lluvia o no, aunque no siempre se acierte. En ocasiones, nos fijamos si son claras o muy oscuras. Precisamente, el color de las nubes va a depender de si están formadas por cristales de hielo o por agua líquida. Estas últimas presentan toda una gama de colores que van del blanco al gris oscuro sin llegar a ser completamente negras.

Entre las nubes grises que más cantidad de agua pueden descargar figuran los cumulonimbos. También pueden traer granizo. Al contrario, las blancas deben su color al hecho de que las gotas de agua son lo suficientemente pequeñas como para que los rayos de luz del sol no reboten, sino que se dispersen en sus diferentes longitudes de onda, que no son más que los colores. También hay nubes que están formadas por cristales de hielo. Estas son casi transparentes o translúcidas, como los cirros, -que son nubes que tienen aspecto de filamentos o de copos de algodón- y producen efectos visuales muy llamativos

En el otro lado están los días sin una sola nube, que también llaman la atención. En Galicia ocurrió este mismo verano, el 19 de agosto. Fue algo generalizado en toda la península, lo que que todavía le añade más mérito. ver un cielo así en la comunidad gallega no es algo extremadamente raro, pero sí muy atípico. Aunque en verano luce el sol, siempre hay nubosidad de estancamiento en la costa norte. Pues este año incluso ocurrió varias veces. La ausencia de nubes habla bien del efecto del anticiclón.