Adrián Verdes: veinticinco años como voluntario de Protección Civil en Malpica desde la diversidad

Melissa Rodríguez
melissa rodríguez CARBALLO / LA VOZ

MALPICA DE BERGANTIÑOS

Adrián se enfundó ayer el traje de gala para la ocasión
Adrián se enfundó ayer el traje de gala para la ocasión Ana Garcia

El lugareño es todo un ejemplo de superación a sus casi 49 años: «O que máis me gusta é dirixir o tráfico», relata

15 abr 2021 . Actualizado a las 14:54 h.

La Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Malpica celebra este mes las bodas de plata. El lugareño Adrián Verdes Suárez tenía 23 años e iba camino de los 24 cuando se enfundó el flamante traje naranja. Su decisión marcó un antes y un después en la zona. Sufre una alteración cromosómica con consecuencias similares al Síndrome de Down. Lo cierto es que no solo se sumó a la causa, sino que veinticinco años después, cuando está a punto de cumplir los 49, sigue al pie del cañón y ni se le pasa por la cabeza dejarlo. Ya antes estuvo, también, en Cruz Roja.

«O que máis me gusta é dirixir o tráfico», explica. Y es que confiesa que desde siempre le hubiera gustado ser policía. Tiene cualidades: «É moi operativo e moi currante. Case ten máis ansia ca o resto de voluntarios. Ve un helicóptero nas Illas [Sisargas] e chama para saber que pasa e se fai falta actuar», dice precisamente un agente de la Policía Local de Malpica, Rubén Díaz, que forma parte a su vez de Protección Civil y que supone todo un ídolo para Verdes. En todo momento va preparado por si surge una emergencia con su peto reflectante en la riñonera. Y es que él está disponible siempre.

Se introdujo en la asociación a través de varios vecinos como Manolo de Camilo o Paco do Humboldt, cuenta. «Gústame axudar e entretéñome», asegura. Disfruta como un niño en cada operativo al que acude. Le encanta compartir momentos con miembros de otras agrupaciones, sobre todo cuando terminan su actuación y comentan las anécdotas, relata. Está orgulloso de lo que hace y no es para menos: «Gústame axudarlle á xente. É o que mellor podo facer para o pobo», dice.

«Gústame axudarlle á xente. É o que mellor podo facer para o pobo»

Y es que ya lo afirma su hermana María: «É moi independente, el dálle a todo para adiante». Su familia siempre lo apoyó en esta iniciativa y en otras muchas, aunque al principio tuvieron sus miedos, pero ahora están muy contentos: «Faille moita ilusión porque vese útil e trátano moi ben, e iso é fundamental. Non o fan distinto ós demais, senón que lle dan tarefas alcanzables», recalca.

Adrián tiene un grado de discapacidad superior al 33 % y fue operado del corazón hace ya muchos años, algo que le mejoró totalmente la calidad de vida, sobre todo al liberarse de los hospitales. Utiliza gafas y amplificadores de sonido, vive con su padre Pepe y tiene otro hermano, José.

Verdes Suárez, este miércoles, en su Malpica querida que recorre a diario
Verdes Suárez, este miércoles, en su Malpica querida que recorre a diario Ana Garcia

Suele participar en operativos de fiestas, pero, también, en sucesos, haciendo tareas de señalización, por ejemplo, o en pruebas deportivas. Recuerda numerosos incendios en A Atalaia, O Castelo o San Adrián, alguno ya en la década de los 90, en los que echó una mano. También más recientemente su ayuda en el dispositivo de desaparición de un hombre en el propio cabo malpicán y, como no, en el Prestige: «Estiven montando todo no pavillón do colexio Milladoiro para acoller aos voluntarios e darlles café», relata.

Es un todoterreno y en Malpica lo sabe todo el mundo, incluido el alcalde, Walter Pardo, que guarda una relación de amistad con él a raíz de la Asociación Cultural Malante, de la que fue presidente hasta hace poco: «Adrián debe ser un caso único en Galicia. Non hai palabras para describir todo o que fai», expresó ayer. Y es que Verdes Suárez se anima con todo. Usuario de Aspaber en Carballo, elabora alfombras, hace trabajos de carpintería... y, sobre todo, ejerce como barrendero en su pueblo, aunque ahora acaba de recuperarse de una caída doméstica que le costó la rotura de la rótula izquierda. También va a clases de bombo y tambor y lleva el estandarte de la banda de gaitas en numerosas ocasiones. Además, es un hacha en las redes sociales.

Este malpicán sueña con recibir el reconocimiento de la Xunta de Galicia por su dedicación a lo largo de todos estos años. Los distintivos de este 2021 acaban de ser anunciados para trece integrantes de Protección Civil de Carballo y Muxía. Según explican desde la agrupación de Malpica y desde el propio Concello, la distinción solo se puede solicitar toda vez que ya se han cumplido los 25 años de entrega. En el caso de Adrián, los celebrará dentro de unos días, de modo que todavía debe esperar un poco más. Ya tiene claro a quien se lo va a dedicar: «A Vicky Varela, de Protección Civil Cabana, e a toda a súa familia polo que lles tocou vivir [su hermana falleció en un acto de violencia de género]». Tiene muy buenas palabras para ella y, también, para los compañeros de Carballo.