Malpica bendice las mejoras en Santo Hadrián y en el templo de San Xulián

El Arzobispo de Santiago acudirá hoy a la localidad, pero también a Salto (Vimianzo), por los 50 años de la consagración de la nueva iglesia parroquial


Carballo / La Voz

Habrá que vérselas con el tiempo, con la previsión de lluvia, y con las limitaciones que impone el actual contexto sanitario a causa del covid-19, pero hoy, sea como sea, resultará un día especial para los feligreses de Malpica. Se darán por inauguradas las rehabilitaciones y trabajos de mejora acometidos tanto en el emblemático santuario de Santo Hadrián como en la iglesia parroquial de San Xulián. No han sido pocos, como recordaba ayer el sacerdote Aquilino Fernández, quien avanzaba asimismo la presencia del arzobispo de Santiago. La primera parada será a las 11.00, en la ermita del cabo, donde Julián Barrio también bendecirá el cruceiro que finalmente fue instalado en el entorno del santuario y no en el cementerio, como era la intención inicial del párroco.

A falta de cerrar la cantidad exacta que han supuesto las obras en Santo Hadrián, pues siempre van surgiendo algunas necesidades a mayores por el camino, Fernández Fentánez da cuenta de buena parte de lo que se ha hecho: tribuna nueva de castaño, piedra en el suelo, restauración del retablo, blanqueamiento de la muralla... Se suma esto a intervenciones anteriores, pues ya se había actuado en el tejado y retocado paredes. «Fíxose case todo o que se podía facer», afirma. Todas esas obras serán recibidas oficialmente hoy, domingo. Aprecia que, cuando las cosas se hacen bien, nadie tiene por qué estar descontento, así que, aunque encuesta no se ha hecho, lo cierto es que malpicáns y visitantes perciben un importante cambio en la ermita. En San Xulián, de otro lado, se ha intervenido en los retablos y también se ha dorado el sagrario, por ejemplo. «Fixéronse todas as melloras urxentes», comenta el sacerdote. También algunas a mayores.

Puesta en valor

El párroco Aquilino, como ya se publicó en su día, tiene todo el deseo de poner en valor el santuario malpicán, objeto de esta amplia restauración que ya pudieron apreciar quienes acudieron a Santo Hadrián el pasado mes de junio. No fue la romería al uso de otros años, para nada, pero pese a lo malo que trajo la pandemia, los que hasta allí se acercaron constataron cómo luce el templo ahora. Además de la rehabilitación, que sería un paso necesario para esa puesta en valor, también desea el sacerdote darle peso a todo lo que significa, de ahí que se anunciase en su momento que habrá misas en esta ermita todos los primeros domingos de mes.

Captura del documental grabado en Salto en 1970 por la soprano coruñesa María Luisa Nache
Captura del documental grabado en Salto en 1970 por la soprano coruñesa María Luisa Nache

Celebración, hoy, de los 50 años de la consagración de la iglesia de Castromil y de un innovador complejo parroquial

Si ilusionado está Aquilino Fernández con lo hecho en Malpica, no menos lo está con el acto previsto también para hoy en Castromil (Salto-Vimianzo), a las cinco de la tarde. Allí se celebrará nada menos que el 50.º aniversario de la consagración de la iglesia nueva de la parroquia de Salto. Se hizo el 27 de septiembre del año 1970, como ayer recordaba el ahora párroco de Malpica, que entonces lo era en la mencionada localidad, y fue un acto multitudinario de gran incidencia social. No solo se inauguraba el templo, de hecho, sino todo un innovador complejo integrado por salón parroquial, casa rectoral y escuela. A aquella consagración de 1970 acudió el cardenal Fernando Quiroga Palacios. Cincuenta años exactos han pasado, por tanto, pues hoy también es 27 de septiembre.

Como a Malpica, también acudirá a Salto el arzobispo de Santiago, que será el encargado de presidir los oficios. Además, se reunirán todos los sacerdotes que han pasado por la parroquia en este tiempo, entre ellos el propio Aquilino, que en el momento de promover todo este complejo no llegaba ni a los treinta años, como recordaba no hace mucho al lado del maestro albañil que durante un lustro lideró las obras de construcción, el baiés Ovidio Rojo. Aquel día de consagración todavía se recuerda en la parroquia, una fiesta popular y religiosa que quedó recogida en un filme hecho por la soprano María Luisa Nache y dado a conocer hará aún cosa de un año.

«Tempos difíciles»

Son muchas las cosas que hoy se rememorarán en Salto, donde habrá una «celebración especial», como decía ayer Fernández, aunque adaptada al contexto covid. «As cousas hai que situalas no seu tempo e aquel complexo parroquial foi feito en tempos difíciles, de fame e penurias económicas. Os recursos eran mínimos pero houbo moi boa colaboración e participación por parte da xente», evocaba ayer el sacerdote.

El templo de Castromil también luce galas nuevas. Ha sido objeto de una importante mejora, que afectó a la cubierta, los ventanales, el falso techo, entre otros aspectos, así como el pintado de todo el inmueble. Los vecinos contribuyeron de nuevo a la renovación de la iglesia, algo de lo que están muy satisfechos Aquilino Fernández y el actual párroco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Malpica bendice las mejoras en Santo Hadrián y en el templo de San Xulián