«¡Pare, pare!», la súplica a un conductor que circuló 10 km en sentido contrario por la autovía de la Costa da Morte

El supuesto infractor pretendía llegar hasta su segunda residencia, situada en Malpica, procedente de Santiago

;
Investigado un conductor por conducir en sentido contrario durante 10 kilómetros en la AG-55 El hombre pretendía llegar por la autopista da Costa da Morte hasta su segunda residencia en Malpica de Bergantiños

carballo / la voz

Angustia, mucha angustia. Y desesperación al ver como los vehículos pasaban a gran velocidad y lograban esquivar al conductor kamikaze que este lunes por la noche puso en grave peligro el tráfico rodado en la autovía de la Costa da Morte. Sucedió entre los términos municipales de Carballo y Coristanco. En concreto, entre los puntos kilométricos 33 y 43, es decir, entre la salida de Carballo en dirección a Fisterra y el enlace con A Agualada.

En un vídeo de unos dos minutos de duración, se constata el sufrimiento y los momentos de tensión de una familia que viajaba en paralelo —en el sentido correcto de la circulación— a un Volkswagen Golf de color plata, con un único ocupante, que, en un principio, hacía caso omiso a las indicaciones, los gritos desesperados y los constantes avisos con el claxon. El coche iba precisamente por el carril de la izquierda, el del adelantamiento, pero en sentido contrario de la marcha, por lo que el riesgo de accidente era más que evidente. Mientras, el conductor insiste con un «¡Para, para!», de forma reiterada, la mujer que lo acompaña no deja de repetir: «¡Madre mía!».

Finalmente y después de mucho insistir, el conductor logró que el supuesto kamikaze hiciera caso a las advertencias y frenase en medio de la autovía: «¡Tienes que parar, que vas en sentido contrario!». «¡Arrímate aquí [a la mediana]. Frena. Arrímate aquí, que vas en sentido contrario!», le insistía.

Finalmente ambos vehículos se detuvieron junto a la mediana. El conductor del turismo que iba en paralelo salió, saltó la mediana y fue a interesarse por el infractor. Y, de forma paralela, alertó al resto de usuarios de la autovía para evitar un posible percance. Por su parte, la mujer logró finalmente comunicar a emergencias que el turismo se había detenido en la mediana. Al finalizar el vídeo, el conductor le indicó a su pareja que se quedaba para auxiliar al conductor; ella, por su parte, se puso al volante del vehículo y emprendió de nuevo la marcha.

Por estos hechos, la Guardia Civil ha iniciado una investigación contra una persona, de avanzada edad y residente en Santiago que, supuestamente, se dirigía a su segunda residencia, situada en el término municipal de Malpica de Bergantiños. En el instituto armado lo consideran autor responsable de un delito contra la seguridad vial, al ir al volante «con temeridad manifiesta, poniendo en peligro la vida y la integridad de las personas». Por suerte, todo quedó en un susto y no hubo que lamentar daños personales ni materiales.

Por su parte, el conductor implicado, de 72 años de edad, habría alegado a los agentes, según testigos presenciales, que se había equivocado al incorporarse al vial que enlaza posteriormente con Malpica y que se percató del error cuando ya se encontraba en el carril de la izquierda (sentido contrario) de la vía de alta capacidad. Habría admitido que se puso nervioso y que no supo gestionar la situación hasta que el otro conductor le indicó que se detuviese junto a la mediana.

Cada mes se originan en Galicia más de 400 alertas por conducción temeraria

José Manuel Pan
TRAGEDIAS IMPACTANTES Los accidentes provocados por vehículos en sentido contrario suelen tener consecuencias fatales, como el de la foto, ocurrido en la A-6 en el 2016, donde murieron dos personas
TRAGEDIAS IMPACTANTES Los accidentes provocados por vehículos en sentido contrario suelen tener consecuencias fatales, como el de la foto, ocurrido en la A-6 en el 2016, donde murieron dos personas

Son avisos de vehículos en sentido contrario en autovías y de conductores que generan situaciones de peligro en la carretera

No todos son casos de conducción en sentido contrario, pero sí representan, de igual manera, situaciones de máximo riesgo que cada día se producen en las carreteras gallegas. En lo que va de año se han originado en la red viaria gallega más de 3.700 alertas (más de 400 cada mes) por conducción temeraria, provocadas por conductores que con su actitud de desatención a las normas de tráfico pusieron en grave riesgo su seguridad y la de los demás usuarios de la carretera. Ese epígrafe está reservado para auténticos kamikazes de la carretera, verdaderos peligros al volante. Son los que se saltan todas las reglas y que tanto conducen en sentido contrario, como en zigzag o realizan adelantamientos antirreglamentarios, en curvas o cambios de rasante.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

«¡Pare, pare!», la súplica a un conductor que circuló 10 km en sentido contrario por la autovía de la Costa da Morte