«Percorrín todas as mesas electorais de Malpica buscando o meu nome nas listas, pero non estaba»


El malpicán Adrián Verdes tiene 46 años, «camiño dos 47», dice, y votó en todos los procesos electorales que pudo, aunque lleva más de diez años sin poder ejercer este derecho al estar incapacitado. Ahora, con la modificación de la ley electoral impulsada en octubre del año pasado, podrá volver a emitir su voto en los comicios, y por partida doble.

«Dende o 2008 percorrín todas as mesas electorais de Malpica buscando o meu nome, e ata me plantei na oficina do alcalde, pero o meu nome non aparecía nas listaxes», cuenta Adrián. Su único deseo, dice, es poder ejercer su legítimo derecho: «Estou traballando, ocúpome dos meus papeis... E sen embargo non me deixaban votar. Chamábanlle a isto democracia?», juzga.

Cuando su padre le acercó al trabajo una carta en la que era llamado a las urnas sintió gratificación «e moita alegría», narra, pues considera que se impulsó, por parte del Gobierno, «unha lei de incapacitación moi mal feita» y que cualquier persona tiene derecho de participar activamente en la vida política de su país, comunidad autónoma o municipio.

A él, particularmente, le gusta estar enterado de la actualidad política y conocer a los candidatos, así como las propuestas que presentan de cara a los tres comicios que se avecinan: «Gústame estar informado e saber algo de todo», asegura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

«Percorrín todas as mesas electorais de Malpica buscando o meu nome nas listas, pero non estaba»