Alcaldes de la Costa da Morte hablan de sus experiencias en procesos judiciales: «Fun absolto, si. E agora quen me resarce a min e a miña familia?»

En algunos casos hubo condena; en otros, la mayoría, absolución. Eso sí, la presión está siempre ahí


Carballo / La Voz

Regidores, exmandatarios y candidatos a las alcaldías de la Costa da Morte relatan como vivieron, y viven, los diferentes procesos judiciales en los que estuvieron, o están, inmersos. Sus temores, sus frustraciones, la familia, los hijos... En dos casos hubo condena; en la mayoría de los procesos, como en la operación Orquesta, absolución, eso sí, tras permanecer los implicados varios años en calidad de investigados. Otros dos candidatos a la alcaldía continúan a la espera de juicio. Ocho de ellos analizan para La Voz cómo sobreviven a la presión.

«Foron sete anos de completa indefensión»

José Ramón Varela Rey fue alcalde de Malpica entre 1999 y 2011. Estuvo siete años en calidad de investigado hasta que, finalmente, fue absuelto: «Fastidiaronme a miña vida e a da miña familia para sempre. Houbo un antes e un despois de todo ese proceso», apuntó. Según él, «foron sete anos de completa indefensión. Sufrín eu, pero a miña familia nin se imaxina». Y tiene claro que la absolución de la Justicia va por un lado y la de la sociedad, por el otro: «Sempre hai alguén que diga: “Quedou absolto, si, pero algo faría cando estivo investigado”».

«Sempre tiven a conciencia tranquila»

José Manuel Traba fue alcalde Fisterra y es el candidato del PP a la alcaldía. Estuvo investigado en la operación Orquesta, proceso del que quedó absuelto: «Estiven seis anos investigado. O que máis me doeu foi todo aquel operativo, con trinta axentes no Concello, e todo gravado con cámaras de medios de comunicación de toda España». Y añadió: «Sempre tiven a conciencia tranquila, sabía que todo aquilo non tiña nin pés nin cabeza e cando lin o sumario vin que quedaría libre. Pero sufrín polos meus pais e polas familias e os fillos dos compañeiros tamén investigados».

«A procesión lévase por dentro»

Eduardo Parga Veiga es alcalde de Malpica y en agosto del pasado año quedó absuelto de un delito urbanístico. «Sentín indefensión durante tres anos porque foi algo inxusto. De feito, absolvéronme antes de chegar ao xuízo, pero o dano xa estaba feito», apuntó. Parga dijo que quien peor lo llevó fue su familia: «Eu, a procesión lévase por dentro, pero pasei moitas noites sen durmir por culpa de algo que non fixera. Ao final, un xuíz firma e quedei absolto. E eu pregunto, ¿quen me resarce a min e a miña familia polo dano causado? O que eu e os meus compañeiros pasamos non llo desexo a ninguén».

«Estou desexando declarar ante o xuíz»

A José Luis Fondo Aguiar lo investigan por fraude y prevaricación, pero desconoce la fecha en la que tendrá el juicio: «Estou desexando declarar ante o xuíz e desmontar, unha por unha, todas as mentiras que o alcalde, o señor Carballido, verteu sobre min á Fiscalía». Fondo dijo que una vez que tuvo conocimiento del auto de imputación lo pasó mal. «Ao principio durmía mal, pero agora lévoo mellor porque teño a conciencia tranquila. A miña muller pediume que deixara a política, pero eu quero demostrar a miña inocencia, non só por min, senón tamén polos meus».

«O escondedoiro dos covardes é Internet»

Al alcalde de Cabana, José Muíño Domínguez, lo denunciaron en dos ocasiones en este mandato. En ambos casos fueron archivadas, «pero o dano xa estaba feito», dijo. Y añadió: «Xa o dixo Mario Vargas Llosa, neste século o obxectivo é difundir mentiras para convertelas en verdade. No meu caso as redes sociais, e Internet en xeral, foron o escondedoiro escollido polos covardes para atacarme». Tiene claro que cuando sus casos, ya archivados, salieron en la prensa «quen o peor o pasaron foron a miña muller e a miña nai, porque eu sempre tiven claro que traballo dentro da legalidade».

«O fillo preguntoume: 'Pero que fixeches'?»

Antonio Pensado es candidato a la alcaldía de Coristanco. Fue mandatario entre 1991 y 2015. Una demanda por acoso laboral fue archivada y tiene pendiente un juicio por prevaricación y falsedad documental: «Levo seis anos investigado e non puiden defenderme. A denuncia por acoso laboral quedou sobresida pero, «¿quen limpou a miña imaxe despois?». Pensado cree que en estos procesos judiciales quien peor lo lleva es la familia porque son los grandes desconocedores de los hechos: «Un fillo chegoume a preguntar que fixera para estar investigado?».

«Estas cousas lévoas moi mal»

Manuel Antelo Pazos, alcalde de Vimianzo, cree que detrás de muchas denuncias «hai un intento claro por desprestixiar a un alcalde». Y añadió: «Temas políticos ou administrativos lévanse pola vía penal para desacreditar. Claro, cando o alcalde sae absolto non pasa nada porque o dano xa está feito e xa se acadou o obxectivo: facer dano». Y argumentó: «Hai xente que vai facer dano e estas cousas lévoas moi mal, porque se meten no mesmo saco un erro administrativo ou un tema laboral ou político con aquel que mete a man na caixa para roubar ou comete un delito de prevaricación».

«Hai moito interese por xudicializar a política»

«Como alcalde levo tantas denuncias e querelas que perdín a conta. Iso si, nunca declarei nun xuízo». Lois García Carballido, regidor de Ponteceso, tiene claro que detrás de tantas diligencias penales «está o intento de xudicializar a vida política». Y añadió: «Isto pasou moito en Ponteceso e Vimianzo e creo que hai frear esa tendencia porque todos somos veciños e tanto xuízo o que fai é afectar a convivencia diaria. Ao final, en Ponteceso coñecémonos todos». En su caso, teme más por lo que pueda sufrir su familia y amigos, «porque realmente pásano moi mal».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Alcaldes de la Costa da Morte hablan de sus experiencias en procesos judiciales: «Fun absolto, si. E agora quen me resarce a min e a miña familia?»