Portos teme que el puente de la dársena de Malpica se venga abajo

Mar vuelve a prohibir el paso por la zona de vehículos de más de cinco toneladas


carballo / la voz

La intervención del alcalde, consciente de la alarma vecinal, ha serenado un poco los ánimos en Malpica. Portos comprendió la confusión y ayer por la tarde tenían previsto cambiar unos indicadores que suponían un revulsivo para el tráfico y la vida cotidiana de una localidad que vive volcada al puerto.

Lo que sí va a permanecer es la prohibición de que alrededor de la dársena circulen vehículos que pesen más de cinco toneladas con carga incluida, lo que significa que no pueden pasar más que furgonetas o camiones pequeños. Esta limitación, según explicó Eduardo Parga, no es nueva. Ya era así antes de la reforma del puerto inaugurada hace más de diez años «Durante as obras quitaron o sinal e non volveron a poñelo e os camións empezaron a pasar por aí porque é máis fácil saír pola Casa do Pescador».

Sobre pilares

En el tramo que coincide con el muro de la Atalaia, que se vino abajo hace cuatro años, el muelle está sobre pilares. Es, en realidad, un puente y con una capacidad de resistencia limitada. El accidente ocurrido en el festival O Marisquiño de Vigo, cuando se hundió parte del muelle, puso en alerta a Portos de Galicia, que está revisando todas las estructuras que puedan suponer un peligro. Ese tramo de la dársena de Malpica está en ese grupo, sobre todo teniendo en cuenta que desde el 2008 pasan por encima camiones de hasta 40 toneladas.

Los técnicos manejan fotos de la procesión de las Festas do Mar

No solo los vehículos preocupan a los técnicos. En la reunión que el alcalde de Malpica mantuvo ayer con responsables de Portos, los ingenieros mostraron su preocupación también por las aglomeraciones de personas. De hecho, Eduardo Parga señaló que manejan fotografías de la procesión de las Festas do Mar. Entre las limitaciones para la zona estará también la concentración de personas. El regidor defendió que durante los actos no hay una carga estática en el puente, lo que se tendrá en cuenta. De todos modos, lo que hay que aclarar es qué aguante tienen los pilares.

La reurbanización de la calle principal obliga a dejar el paso franco antes de septiembre

La solución al problema del puente no admite demasiadas demoras. Después del verano, en septiembre, comenzarán las obras de reurbanización de la calle principal, lo que hará que el entorno de la dársena se convierta en la única vía de salida desde el puerto y para el popular barrio de la Atalaia.

El alcalde señaló que ya se solucionarán los problemas cuando se presenten, pero los de acceso al puerto malpicán son cada vez más acuciantes. Hace muchos años, cuando el puerto era una potencia en embarcaciones de cerco, desde la cofradía reclamaban una salida por la zona norte, la de la plancha, donde ahora está la depuradora.

En la lonja no hay ya subasta de especies de cerco, pero algunos barcos siguen descargando en el muelle, sobre todo durante el verano, aunque la comercialización se realiza en A Coruña. Eso supone la presencia de grandes camiones para el transporte al Muro. Hace ya diez años que utilizan la vía de la dársena porque permite una salida más cómoda.

Estacionamientos

Otra de las cuestiones tiene que ser con los estacionamientos. Portos seguirá permitiéndolos de acuerdo con el convenio que firmaron el Concello y el departamento dependiente de la Consellería do Mar. La falta de zonas de aparcamiento es uno de los grandes problemas de la localidad, que se multiplica durante el verano. La falta de vías alternativas también ha provocado la necesidad de aplazar el comienzo de la mejora de la calle principal. Es la Xunta la que realizará los trabajos.

«Vaise poder pasar coma sempre», dice el alcalde

«Non haberá ningún cambio, vaise poder pasar coma sempre». Los indicadores de Portos eran confusos. Aparecían coches, motocicletas y personas, por lo que parecía que el paso estaba cortado incluso para los peatones.

Sobre si los camiones podrán dar la vuelta en la zona del Don Paco, el alcalde señaló que normalmente no lo hacen, pero recordó que ayer salió por ahí el camión cisterna de Repsol. «Para algúns pode ser difícil, temos que mirar», reconoció.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Portos teme que el puente de la dársena de Malpica se venga abajo