Asaltan dos locales de Malpica en solo diez minutos y en presencia de testigos

El suceso ocurrió a las seis de la mañana en la calle Ramona Criado

.

carballo / la voz

Cuando justo se cumplía una semana del último robo en la Costa da Morte, sucedido en el restaurante Casa Eiroa de Ponteceso, le tocó el turno ayer a Malpica, donde los ladrones no se hacían ver desde el pasado mes de febrero. Ocurrió a las 6.00 horas de la mañana cuando un vehículo entró como un relámpago en el pueblo hasta parar delante de Carnicería Lola, en la rúa Ramona Criado, a escasos metros de la Discoteca Costamar. Se trataba de un coche blanco con matrícula de A Coruña en el que iban hasta tres personas encapuchadas.

Fue entonces cuando una vecina comenzó a escuchar «petos moi fortes», relata. «Pensei que había unha avaría na rúa e que a estaban arranxando», añade. Pero le resultó tan extraño por lo temprano que era, que levantó la persiana. Al ver el vehículo, adormecida, hasta incluso dedujo que los dueños estarían descargando mercancía. Pero, de repente, vio a un hombre de piel oscura encapuchado y, decidida, salió a la ventana y les gritó: «¿Que estades facendo aí? ¡Sinvergüenzas! Vou chamar á Garda Civil».

Según cuenta, un hombre estaba en el interior del local, otro fuera vigilando y un tercero en el asiento del piloto. En cuanto al vehículo, estaban abiertas las puertas del maletero y del asiento del copiloto. Fue precisamente el que estaba al acecho el que la divisó y, asimismo, avisó a su compañero para que apurase y saliese del establecimiento.

Pero lo que menos se esperaba la señora es que todavía asaltasen otro local de la misma calle. Se trata del bar Arcos, que regentan los hermanos Rodríguez Álvarez, junto con otros dos negocios hosteleros, de los cuales O Mirador ya fue atracado dos veces, a principios del 2017 y de este año. «Este outro tiña, por riba, persiana. E aínda así, nuns 10 minutos, a base de golpes, conseguiron entrar nos dous establecementos e marchar por onde viñeron», recuerda la vecina.

Semejante ruido despertó a otros vecinos de la misma calle, que salieron de sus casas y avisaron tanto a la Guardia Civil como a los empresarios afectados. Los agentes llegaron en menos de un cuarto de hora, mientras que los dueños lo hicieron alrededor de las siete.

Daños y pérdidas

En el caso de la carnicería, forzaron la puerta, y al no conseguir abrirla, rompieron parte del escaparate.

Cogieron lacón y panceta envasados al vacío, chorizos, así como dos cajas de costilla de la cámara frigorífica. Los gerentes, que es la primera vez que son asaltados en 5 años que llevan allí ubicados, cifran en 400 euros las pérdidas, corriendo los desperfectos en la puerta y en el ventanal a cargo del seguro.

Por su parte, al bar le quitaron la rejilla de la puerta y la forzaron hasta ser capaces de abrirla. Una vez en el interior se llevaron la recaudación de la máquina tragaperras, cuya cantidad desconocía ayer la mujer de Juan, Samantha Becerra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Asaltan dos locales de Malpica en solo diez minutos y en presencia de testigos