«O cancro faiche cambiar o chip»

Supervivientes del tumor de mama de la Costa da Morte aprendieron a empoderarse


Carballo / la voz

A Carmen Suárez le encantaba arreglarse, pero la quimio se le llevó todo el pelo. Desde el miércoles vuelve a tener cejas. «En Santiago pedíanme 400 e pico euros, pero unha perruqueira de Malpica trouxo a unha especialista de Lugo e fíxoo por 180. Teño que avisar a oncoloxía do Chuac, onde as perrucas, porque andaban buscando quen o fixera», explica. Además, se peina el pelo, de un coqueto azul, de manera que no se le vean las calvas.

La pérdida de la imagen personal, las consecuencias de la terapia hormonal, la dureza de la quimio y el sobresalto que sufre la vida de una mujer cuando la diagnostican de cáncer de mama se concentraron ayer en el auditorio del Fórum de Carballo en forma de unas setenta supervivientes de Bergantiños.

Era la segunda de las jornadas de Empoderamento da muller con cancro de mama que imparte el servicio de Oncología Médica del Chuac y que cuenta con el apoyo de la Diputación, cuyo presidente acudió al acto y destacó el esfuerzo realizado por el doctor Luis Antón Aparicio y los demás ponentes, conocidos por la inmensa mayoría de las asistentes.

Entre ellas estaba Rosa Díaz, que se enfrenta por segunda vez al cáncer de mama a pesar de que solo tiene 34 años. Hay mujeres de todas las edades y todas coinciden en el cambio que ha supuesto la enfermedad en su forma de pensar y en su vida. Muchas han tenido que dejar de trabajar, como Carmen Suárez y Dolores Mallo, que eran carniceras y todas ellas señalan que sus prioridades han cambiado. También están esperanzadas, pero doloridas y cansadas, por eso la jornada de ayer fue muy importante para todas ellas, un modo de sobrellevar el día después del cáncer de mama.

Una aplicación informática para la resolución de dudas

El principal apoyo de la Diputación a las jornadas, que continuarán en Cee y A Coruña, es una aplicación informática que seguirá funcionando cuando termine el recorrido de los especialistas por el área sanitaria de A Coruña. «Utilizadla para preguntar, que nosotros contestaremos siempre», dijo Luis Antón. La app es de fácil manejo, según las asistentes, y tiene como principal finalidad el contacto con el equipo y un foro para que las mujeres que sufren o han superado la enfermedad puedan intercambiar opiniones y vivencias.

Internet es una de las herramientas para dar apoyo a las pacientes. La enfermera Shalom Rivera, que es la coordinadora del programa, aseguró que «un paciente informado es un paciente empoderado» e mostró una serie de páginas supervisadas por especialistas a las que las mujeres pueden acceder para presentar sus dudas.

Ana Regueira, de A Laracha, tiene algunas. Está informada, pero no quiere saber demasiado. El tratamiento es muy duro y quiere seguir ignorante sobre cómo estará dentro de unos años. Así se mantiene feliz.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

«O cancro faiche cambiar o chip»