El Concello de Laxe urbanizará la zona de Kaolines por temor a un pleito

Cristina Viu Gomila
Cristina Viu CARBALLO / LA VOZ

LAXE

JOSE MANUEL CASAL

La propiedad litigó contra el plan parcial aprobado en un pleno en el 2021

02 dic 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

El Concello de Laxe asumirá la urbanización del plan parcial ZV-5, eximiendo a los propietarios de hacerlo. El coste de esta operación podría poner en un serio aprieto la estabilidad financiera municipal. Esa fue una razón por la que BNG y Podemos votaron en contra de la propuesta de la alcaldía, que sí apoyó el PSOE.

El gobierno local realizó la propuesta para evitar una «controversia xudicial» con Sondeos del Norte, que es propietaria de 27.000 metros cuadrados en la zona, en los que se encuentra el campo de fútbol. El ámbito del plan parcial también incluye los terrenos de la antigua mina y fábrica Kaolines de Lage. La empresa presentó un recurso contencioso ante el Superior contra el acuerdo plenario del 27 de mayo del 2021 en el que se aprobó el plan parcial por unanimidad. Le dieron la razón y el gobierno local laxense decidió llegar a un acuerdo a cambio de que la compañía desista de «calquera outra reclamación xudicial ou extraxudicial».

El acuerdo establece que será el Concello el que asuma íntegramente «os custos de urbanización e a posterior conservación do sistema xeral ZV-5 adscrito ao sector de solo urbanizable», eximiendo a los propietarios, que tampoco tendrá que hacerse cargo de los gastos que se deriven de la conservación y puesta en valor de la chimenea y los restos de hornos del secado del caolín, que están catalogados como bien patrimonial. Al parecer el gobierno local teme que un revés judicial haga saltar por el aires el PXOM. El BNG considera que el acuerdo es un chantaje.

Además, el gobierno local también se encargará de la tramitación urbanística, lo que incluye los planes especiales de dotación y de zonas verdes. Se considera en el acuerdo que lo aconsejable es que lo haga «de forma inmediata a partir da aprobación definitiva do instrumento e equidistribución do plan parcial do sector de solo urbanizable».

Viviendas protegidas

Otra ventaja para la empresa es el compromiso que adquiere el ejecutivo laxense de «axustar a porcentaxe de reserva para a construción de vivendas protexidas aos terreos necesarios para realizar o 6,42 % da edificabilidade residencial consolidado».  Además, los dueños «quedan eximidos de participar nos custos de urbanización da ampliación do sistema xeral viario que coincide coa estrada AC-431 e tamén da execución dun novo acceso viario ao sistema xeral de equipamento deportivo». Para los partidos que votaron en contra, la decisión del ejecutivo local laxense supone también un trato de favor frente a otros propietarios.

Una difícil relación de diez años

El encontronazo entre el Concello de Laxe y Sondeos del Norte en los tribunales no es el primero. En el 2013 la empresa llegó a la localidad como propietaria de un terreno que había sido utilizado como aval en un pleito con una inmobiliaria. Para entonces ya estaba allí construido el campo de fútbol, que está en la zona del plan parcial, y un juzgado de Ferrol fijó el 26 de marzo la toma de posesión de la nueva propiedad. Eso supuso en un primer momento el desalojo del terreno de juego y el cambio de cerradura. No fue hasta finales del 2016 cuando el Tribunal Superior de Xustiza dictaminó que el Concello de Laxe era el legítimo dueño del terreno deportivo.

Todo el proceso se inició, sin embargo, en el 2005, cuando el Concello de Laxe y la heredera de Parga Pondal, que entonces era la dueña, suscribieron un acuerdo para ceder parte de su propiedad para construir el campo de fútbol a cambio de mayor edificabilidad. En el 2012 el terreno se vendió a Residencial Galicia Litoral, que lo usó con aval en un pleito con Sondeos del Norte, que al año siguiente pasó a obtener la finca. Está pegada a la playa.