La desescalada llena Laxe de turistas y hace difícil la distancia social

Residentes y Concello se quejan de las terrazas abarrotadas y de los restos de botellón en A Insua y en el muelle


carballo / la voz

Los restos de los botellones que han tenido lugar este fin de semana en Laxe han provocado las quejas del Concello y también de los vecinos, que ven con preocupación como crecen las reuniones no autorizadas y con más participantes de lo que permite la desescalada. También hay inquietud por la cantidad de turistas que eligieron la localidad para pasear y que llenaron las terrazas, en muchas ocasiones sin guardar la necesaria distancia social, según denunciaron varias personas.

El buen tiempo hizo que el paseo estuviera lleno de gente, lo que no sería un problema si todo el mundo llevara la obligatoria mascarilla, que es imprescindible cuando no se puede guardar una distancia de dos metros, una distancia que no se puede alcanzar en la mayor parte de las localidades de la Costa da Morte cuando se cruzan dos personas. No llevar la mascarilla puede conllevar cuantiosas multas, pero no hay constancia de que la Policía Local en la comarca esté obligando a utilizar la protección o imponga la correspondiente multa a los que incumplen esta medida para evitar la propagación del coronavirus.

Desde el Concello de Laxe han realizado un llamamiento para evitar que siga apareciendo basura en zonas como el muelle comercial o A Insua, donde, además aparecieron colillas, lo que pone de manifiesto el peligro de incendio que se corrió durante el fin de semana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La desescalada llena Laxe de turistas y hace difícil la distancia social