Hemeroteca: más de cien vecinos de Laxe van hasta Muxía para ayudar a buscar al quinto náufrago del Panchito

La Voz

LAXE

J.M. CASAL

Sucedió en el año 2000

28 mar 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Había pasado ya una semana del hundimiento del Panchito y el cuerpo de Germán Suena Fondo, que entonces tenía 35 años, seguía sin aparecer. Era el quinto náufrago del pesquero de Laxe que se hundió en el Coído de Cuño, en Muxía. El Concello y la cofradía fletaron un autobús para que los vecinos que quisieran colaborar en el rastreo pudieran hacerlo. Salió a primera hora de la mañana y entre Touriñán y Punta da Buitra fue dejando un reguero de gente que inspeccionó la Costa, aunque la mayor parte del más de centenar de laxenses que se desplazaron lo hicieron en sus propios coches.

No hubo suerte ese día ni los siguientes porque el cuerpo de Germán Suena nunca apareció. En el 2006 fue oficialmente dado por muerto.

También buscaron cuatro barcos de Laxe. Al frente del Caprichosa 3 iba el patrón mayor, Evaristo Cousillas Devesa, que en el siniestro perdió a su hermano Eduardo, de 49 años, y a su sobrino del mismo nombre, de solo 17. También perecieron José Manuel Fariña Lema, que estaba a punto de jubilarse con 53 años, y Pedro Fariña Cundíns, de 36, que dejaba cuatro hijos y cuyo cuerpo fue rescatado del fondo del Coído do Cuño por el buzo Manuel Tajes, conocido como O Rubio de Camelle.