Carballo / La Voz

No fue una mañana apacible la del domingo. En especial para los motoristas que se subieron a sus piezas de colección para participar en la quinta edición del Classic Laxe, que logró congregar, entre coches y motocicletas, a alrededor de un centenar de vehículos clásicos. «Tivemos algo máis de asistencia que en anos anteriores», relataban ayer desde la organización.

Hubo gente de toda la comarca y rostros conocidos, pero también coleccionistas de otros puntos de Galicia. El premio al participante que llegó desde el punto más lejano fue a parar a Ourense, pero también acudieron de Santiago, Ordes... Dieron otros galardones: al coche y moto más antiguos, así como al conductor más veterano.

Entre el centenar de piezas que el domingo se exhibieron en Laxe predominaron los modelos nacionales -quizá por accesibilidad y porque hay más en el mercado-, pero si uno llamó especialmente la atención fue un BMW 700 de un coleccionista de Buño. «Eu nunca vin un así pola zona, chamoume moito a atención», relataba ayer Adrián, miembro de la organización.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un centenar de piezas de coleccionista rugieron al unísono en el Classic Laxe