La cesión al Concello del tramo de la AC-429 acaba con la ilegalidad de las terrazas en el casco urbano de Laxe

El Consello da Xunta dio ayer luz verde a la transferencia: el acuerdo para ello ya se había alcanzado el pasado año


Carballo / La Voz

El Consello da Xunta dio ayer luz verde a la transferencia al Concello del tramo urbano de la AC-429, que se corresponde con la rúa Vila Amparo y rúa Rosalía de Castro.

Con esta decisión, ya esperada por otra parte puesto que Concello y Consellería de Infraestruturas habían alcanzado el pasado año un acuerdo de cesión, se da por finiquitada la polémica de las terrazas del casco urbano, cuyos propietarios, seis en total, llegaron a recibir en su día notificaciones de multa de la Xunta de entre 10.001 y 250.000 euros si no eran retiradas en plazo y forma por los hosteleros.

Esta cesión de titularidad se corresponde con el tramo que va de la glorieta de Fendillo hasta el final de la vía, justo donde empieza el tramo que es competencia de Portos de Galicia.

Antes de proceder al traspaso de titularidad, la Consellería de Infraestruturas atendió la solicitud del equipo de gobierno local, y realizó una serie de mejoras en el trazado, como el repintado de toda la travesía, la señalización de varios pasos de peatones (tres de ellos elevados) o la instalación de señales luminosas en los pasos de cebra.

Estas actuaciones fueron llevadas a cabo por el departamento que dirige Ethel Vázquez Mourelle entre la primavera y el verano del pasado año, mediante una inversión que rondó los 90.000 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La cesión al Concello del tramo de la AC-429 acaba con la ilegalidad de las terrazas en el casco urbano de Laxe