Almas gemelas separadas por el Atlántico

Comparten fecha exacta de nacimiento y se encontraron por vez primera hace unos días; un «soño cumprido» para el laxense y una «anécdota de la vida» para el brasileño. Hablan Donato Gama da Silva y José Luis Serrapio Castro

.

carballo / la voz

El primer torneo de fútbol reLAXEse, que se disputó el pasado sábado en el campo Cabo da Area de Laxe, ofreció mucho más que deporte. Alguno se sintió, incluso, como si le tocara la lotería. Se trata de José Luis Serrapio Castro, Pepe Lu, directivo de la Sociedad Deportiva Laxe, que sin contar con ello, culminó un sueño que llevaba en su mente toda una vida. Decirle en persona al mismísimo Donato Gama da Silva, jugador legendario del Deportivo, que habían nacido en el mismo día, mes y año, 30 de diciembre de 1962, solo que en distinto lugar: uno en Laxe y otro en Río de Janeiro, en Brasil; almas gemelas separadas por el Océano Atlántico.

«Cando Donato veu do Atlético de Madrid para o Deportivo foi cando me decatei do feito. Pensei: vaia, que casualidade. Eu sempre ía velo xogar a Riazor e o sábado vino aquí no campo e pensei: é o momento. Deixei o despacho de billetes dous minutos e díxenlle: ‘Donato sempre te quixen coñecer para dicirche que nacemos na mesma data’. E foi cando lle ensinei o carné e quedou asombrado. El mostroume o seu e falamos un pouquiño. Foi moi amable. Matei un antollo de toda a vida», explicó ayer el laxense.

Por su parte, el futbolista retirado tampoco se olvidará del emotivo momento: «Para mí fue una experiencia muy bonita encontrar a una persona que nació el mismo día, mes y año que yo. Me parece una anécdota de la vida», confesó ayer.

Pero, ¿qué hacía Donato en la Costa da Morte? Él mismo desveló la incógnita: «Me acerqué para ver jugar al hijo de una amiga que entrena con el Bergantiños juvenil; para pasar un rato agradable. Y lo pasamos bien en el campo y después del partido ya me fui. Hubo gente que pudo pensar que estaba trabajando en observar a jugadores, pero para nada». No es la primera vez que pisa la comarca: «Ya estuve hace muchos años en la zona para disputar un partido de fútbol playa», comentó. Y también más recientemente.

Y por si ya fuera poca coincidencia la fecha, también compartieron en algún momento la misma pasión: «O Laxe foi sempre o meu equipo, salvo un par de tempadas que xoguei no Sporting Zas», explica Pepe Lu. Ahora, siguen ligados, aunque nuevamente, cada uno a su manera: «Son directivo do Laxe dende hai case un decenio. O fútbol xa me gustou máis do que me gusta, pero aínda sigo vendo algún partido. O Dépor tirou e segue tirando porque é da casa, pero sempre fun e non mo quitará ninguén do Real Madrid. A tradición futboleira continúa na familia, pois teño un fillo que xogou e que tivo que parar por amolarlle un xeonllo, e un neto que adestra nas Escolas Luís Calvo», comentó el laxense.

Donato hizo declaraciones bastante llamativas sobre su actual relación con este deporte: «No sigo ni la Primera División para cuanto más las categorías de abajo». El brasileño ha aparcado junto con el balón el fútbol, en cierto modo. Incluso el que fue el equipo de su vida. Así habló sobre el futuro del Dépor: «Como cualquier aficionado, le deseo lo mejor este año y que los nuevos directivos hagan un buen trabajo para ascender. Pero es hablar por hablar, porque no estoy atento a los nuevos fichajes».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Almas gemelas separadas por el Atlántico