El pleno de Laxe mostró su rechazo al futuro parque eólico

El gobierno local cree que estaría mejor en otra ubicación


Carballo / La Voz

La corporación de Laxe mostró, en el pleno celebrado el viernes, su rechazo al parque eólico Pena Forcada-Catasol, previsto para el municipio. El texto, de la entidad Contramínate, fue apoyado por el grupo de gobierno (PSOE y BNG) y rechazado por el PP.

El alcalde, José Manuel Mouzo, señaló que, en caso de que salga adelante, sería mejor usar tecnologías menos invasivas, y en todo caso en otro lugar de menor impacto. «Debería prexudicar o menos posible», indicó. Reconoce que todos los informes sectoriales son favorables, pero que el rechazo está ahí, la competencia es de la Xunta y muchos vecinos aún no han firmado.

Xosé Manuel Pose, del BNG, indicó que ni su grupo ni el gobierno local están en contra de la energía eólica, «pero si da ubicación». Cree que el impacto será muy importante, además del hecho de que «o vento galego sempre acaba noutro sitio».

A José Luis García Añón, del PP, le pareció contradictorio que el alcalde leyese las resoluciones de los diversos organismos autonómicos de la Xunta, todos favorables al parque, al tiempo que se vota en contra de él. También destacó el hecho de que, solo por vía del ICIO, reportará a las arcas municipales, «moi necesitadas», case 300.000 euros. Por eso su grupo votó en contra de la moción.

Justo lo contrario pasó con la moción presentada por el PP, lleva a pleno con el objetivo de que el gobierno local haga uso de todas las horas que la Xunta ofrece al Concello en materia de ayuda a domicilio: el grupo de gobierno votó en contra.

Pérez Añón critica que, de la disponibilidad total, haya 231 sin utilizar (se consumen 1.080). Y que, por ese motivo, haya 12 personas en lista de espera. «Din que non hai cartos, pero si os hai para outros temas relacionados cos servizos sociais», señala. Pose, por su parte, asegura que en los diez meses que lleva en el equipo de gobierno nunca quiso que se redujese nada, al contrario. «Pero temos o problema dos orzamentos, cando aprobemos os do ano 2018, que espera que sexa a finais de novembro, xa aumentaremos», añadió.

El alcalde se expresó en la misma línea: «O problema que temos é o do presuposto. Mentres non teñamos o novo, non podemos facer nada. Destinamos uns 100.000 euros, temos 10 persoas a xornada completa, e de momento non podemos ampliar», dijo.

El PP, por otro lado, se interesó por la señalización de la parada de taxis en la capital municipal (se traslada justo al otro lado de la misma calle), por el desglose de las ayudas recibidas para el Naufraxio, por el contrato de abastecimiento de agua o por la falta de socorrista en la piscina de Laxe: no hubo candidatos.

Los populares critican la elevada deuda general y a proveedores

Antes de que se celebrase el pleno se debatió la cuenta general del 2016, que sirvió para evaluar la salud económica municipal. Para e PP, muy mala, por eso votó en contra (PSOE y BNG, a favor, y se aprobó). Pérez Añón indicó que se le deben, «a bancos e Deputación», 1.165.000 euros, y a proveedores, 1.233.000. Y que, en este último caso, no ha parado de crecer desde el 2015, porque antes eran 902.000 euros, lo mismo que el período medio de pago, que ha pasado de 175 días a 266. La deuda por habitante, explica, es de 975 euros, mientras que el gasto es de 531.

Pose segura que se están poniendo «os resortes» para mejorar la situación, reduciendo la deuda. Y uno de los requisitos es la aprobación de la cuenta general: «Sen ela non se poden recibir ningunha axuda pública, e o que fai o PP é iso, votar en contra para que non se reduza, só por interese electoralista», alega. Además, explicó que no se tiene en cuenta el POS+, «que será un aforro moi importante».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El pleno de Laxe mostró su rechazo al futuro parque eólico