Rosa y Ramón, el matrimonio de Laxe y Vimianzo que ayuda a conseguir los papeles al héroe de Fisterra

Melissa Rodríguez
melissa rodríguez CARBALLO / LA VOZ

FISTERRA

«Ellos son mis ángeles de la guarda», dice Elhadji Babacar, el senegalés que salvó de morir ahogado a un joven

13 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El pasado día 15 de septiembre, Elhadji Babacar Ndiaye, senegalés de 32 años que vive en Fisterra, le salvó la vida a un francés que se estaba ahogando en la playa Mar de Fóra. Arriesgó su vida sin pensárselo ni un segundo. «No podía dejar que esa persona se muriera ante mis ojos», explicó a La Voz en su momento. Hoy, la vida le devuelve lo hecho en forma de ayuda para regular su situación en el país.

Rosa y Ramón son el matrimonio forjado en la Costa da Morte que apoya al joven desde el instante que conocieron su historia a través de este medio. Ambos son del año 1974. Ella, María Rosa Álvarez Iglesias, es de Laxe. Su padre, Jesús Álvarez Álvarez, ahora jubilado, dirigió la empresa de materiales de construcción que llevaba su nombre. Rosa le ayudaba en el reparto. Por su parte, Ramón Méndez Quintana es de Reparada (Salto-Vimianzo) y desenvuelve el oficio de carpintero desde los dieciséis años. Se casaron en el 2000 y muy pronto partieron hacia la comarca de A Coruña, donde viven y trabajan. Ambos dirigen las empresas Insdmacor y Montajes Cambre, de instalaciones de madera, en el propio municipio cambrés, aunque en realidad se mueven por todo el mundo amueblando hoteles, viviendas y tiendas, entre otras construcciones. Regresan a la Costa da Morte siempre que pueden, ya que tienen familia en sus pueblos natales y en Cee.

Desde el primer momento le ofrecieron un puesto de trabajo a Babacar Ndiaye para tratar de ayudarle. Y es que el senegalés lleva cuatro años en España de forma precaria. En Fisterra, en concreto, desde marzo del 2018. No tiene la documentación necesaria para tener una vida digna, lo que le imposibilita trabajar y poder visitar a sus familiares -entre ellos, a sus tres hijos de 3, 7 y 11 años- en el país africano. Llegó a Las Palmas en una patera desde Gambia.