Arrancó el Xacobeo, pero a Fisterra, con cierre, no llega ni un peregrino

El covid ha chafado el que sería un enorme trampolín turístico para la zona


Carballo / La Voz

Ya no es que las últimas limitaciones de movilidad hayan cerrado el paso de los peregrinos hacia la Costa da Morte; es que ya antes, incluso en el laxo verano, la cifra de caminantes que llegaron a la comarca desde Santiago de Compostela fue francamente ridícula en comparación con los últimos años, en los que se venían sucediendo récords de peregrinaciones y procedencias ejercicio tras ejercicio.

Hay albergues, como el Mar de Fóra, que llevan cerrados desde primeros de octubre porque no les da ni para cubrir el gasto en calefacción. Ni siquiera durante la época estival, con mínimas o inexistentes restricciones, llegaron a alcanzar el 50 % de ocupación. «Para nós foi fatal», indican, «e vas dar unha volta por Fisterra e non ves nin un só peregrino, está deserta».

La situación es crítica y la impotencia del sector turístico, máxima, al pensar en todo el jugo que le podrían haber sacado a un Xacobeo que llegaba en un momento de esplendor en cuanto a las cifras de peregrinos que decidían continuar su periplo hacia la Costa da Morte. Hará mucha falta, reflexionan responsables de albergues, ese año extra que han concedido las autoridades religiosas, porque este 2021, al menos su primera mitad, ya lo dan por «perdido».

Albergues cerrados a cal y canto se suman a casas de turismo rural, hoteles, restaurantes, transporte, actividades de turismo activo, taxistas y demás establecimientos que han visto mermada en el último año (y lo seguirán haciendo) una importante fuente de ingresos como es el Camiño a Fisterra y Muxía.

Desde la Administración local fisterrana coinciden en señalar lo flojo que fue el 2020 y, por el momento, no tienen nada especial preparado para este 2021, aunque el área de Turismo todavía está a tiempo de diseñar alguna actividad destacada, ya que el ejecutivo está actualmente trabajando en los presupuestos de 2021. Aun así, reflexionan sobre si merecerá la pena hacer algo este año o, por el contrario, esperar al que viene, cuando se supone que las cosas irán a mejor.

Así arrancaba el Xacobeo 2010, con numerosos peregrinos, nada que ver con la situación actual
Así arrancaba el Xacobeo 2010, con numerosos peregrinos, nada que ver con la situación actual

Una de las medidas que podrían marcar la diferencia y aumentar la proyección turística de Fisterra sería la reapertura, después de más de cuatro años, del faro. El Concello ha solicitado al Ministerio de Fomento la cesión del edificio (incluida la vaca) para darle una utilidad pública. De hecho, en febrero del pasado año el ejecutivo dio a conocer una memoria de más de 100 páginas en las que detallaban los usos que pretendían darle a tan singular estructura: sala de exposiciones, oficina de información turística, centro de interpretación... Fue algo en lo que estuvo de acuerdo toda la corporación municipal, que rechazó de forma unánime la reconversión del faro en un hotel. Por el momento no tienen noticias del Ministerio de Fomento al respecto de la petición formulada, pese a que la solicitud de cesión lleva en Madrid más de un año.

La Porta Santa de la iglesia de Santa María das Areas podría abrir el día 30 de este mes

Colaboradores y miembros de la parroquia llevan ya varias semanas trabajando en la apertura de la Porta Santa de la iglesia de Santa María das Areas, pero todavía no tienen una fecha fija ya que carecen de párroco y tienen que depender de sacerdotes de sus alrededores. Sin embargo, barajan inicialmente el 30 de enero.

Diferentes entidades vinculadas al Camiño pidieron públicamente la apertura de esta puerta, que, a diferencia de la de la catedral de Santiago, no se ha desprecintado con cada Año Santo: «Dende o 1993, ano do primeiro Xacobeo como tal, esta porta só se abriu nunha ocasión, na Semana Santa do 2010, e só durante uns días», explica Pepe Formoso, responsable del albergue Bela Muxía y uno de los firmantes del comunicado conjunto emitido hace unos días.

Cree que desprecintar este acceso a la iglesia de Santa María das Areas será «un reclamo máis» para la zona y que cuando se corra la voz (y mejore la situación sanitaria), se animarán más peregrinos a venir.

Malas cifras en Muxía

Si en el fin del mundo la situación es crítica, por Muxía las cosas tampoco marchan bien. En estos momentos hay libertad de movimiento, pero eso puede cambiar de un momento a otro. Por la villa de la Barca tampoco han pasado este año demasiados peregrinos, y la mayoría han sido nacionales, «que non soen facer o Camiño fóra do tempo estival. O resto do ano é visitante internacional, e nestes momentos, con toda Europa en shock, non se pode contar con eles», señala Formoso, que tiene tanto el Bela Fisterra como el Bela Muxía cerrados y haciéndoles pequeñas reformas, aprovechando la temporada «baja», si es que ha llegado a haber una temporada alta en algún momento del último año, indica.

El parador de Muxía se despide hasta junio, tal vez finales de mayo

S. G.

Como estaba anunciado, el parador Costa da Morte de Muxía ya está cerrado desde el pasado lunes, tras el cese de actividad en la noche del domingo. Y volverá a abrir en la primavera. Ya no a finales de marzo, como era lo previsto, sino el 1 de junio, o a finales de mayo, si es posible. Todo dependerá del remate de las obras, tanto las del cambio de los 63 cuartos de baño, que ha licitado Paradores por 326.700 euros (ya hay cuatro empresas interesadas), como otros aspectos del saneamiento o humedades, de las que se encargará Tragsa, la constructora.

Pero, al margen de esos plazos necesarios, la evolución de la situación sanitaria será la determinante, como ya lo fue el año pasado: pensado para inaugurarse a principios de abril, acabó haciéndolo a finales de junio.

Como explica el director, Julio Castro, la Semana Santa queda fuera de la planificación, que ahora se centra en el verano. «Esperemos que se vaya normalizando todo», desea. Y eso implica sobre todo la libertad de movimientos de los países del resto de Europa, ya que los clientes internacionales son un porcentaje muy importante de los que llegan al parador. Y también los peregrinos, otros usuarios habituales de la res de Paradores.

Dormirse

Fisterra es el fin. La gran apoteosis de la peregrinación secular. El covid lo ha truncado todo, pero el cabo del mundo debe estar listo para cuando el coronavirus se bata en retirada y deje despejado el camino. En vez de improvisar hay que estar listos en la línea de salida, con la Puerta Santa incluida. Lo demás es dormirse.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Arrancó el Xacobeo, pero a Fisterra, con cierre, no llega ni un peregrino