Madrid cierra la pesquería de jurel en el Cantábrico para los barcos de gestión conjunta

Solo podrán desembarcar la especie aquellos cerqueros que todavía dispongan de cuota individual


redacción

La Dirección General de Ordenación Pesquera comunicó ayer el cierre parcial de la pesquería de jurel en la zona VIIIc -de Fisterra al golfo de Vizcaya- para la flota de cerco del Cantábrico Noroeste debido a que se ha agotado la cuota. Parcial porque afectará a aquellos barcos de gestión conjunta y podrán seguir capturando la especie aquellas embarcaciones que todavía disponen de cuota individual.

El cierre se produce después de que la flota haya consumido las más de 3.000 toneladas que le fueron asignadas en la redistribución de los sobrantes de cuota.

Así, desde la pasada madrugada, los barcos que no dispongan de cupo no podrán tener jurel a bordo y solo están autorizados a descargar lo que capturaron antes de la fecha de cierre, que fue las 00.00 horas del día 27.

De todos modos, la flota confía en que el cierre parcial no sea definitivo y que una vez se recuenten las capturas queden unas toneladas por pescar. Sería ideal aguantar «polo menos dúas semanas máis», expuso Andrés García, portavoz de la Asociación de Armadores de Buques de Cerco de Galicia (Acerga).

Es cierto que todavía se puede pescar jurel en la zona IXa -de Fisterra hasta el golfo de Cádiz-, pues todavía hay cuota. Sin embargo, «co tempo que fai é inviable que a flota se desplace a faenar alí», apunta García. Trasladarse a otro puerto que no es el base para «non poder saír porque hai temporal non é unha opción». Por eso confían que un recuento ágil concluya con que pueden volver a pescar jurel.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Madrid cierra la pesquería de jurel en el Cantábrico para los barcos de gestión conjunta