El yate del príncipe saudí deja Fisterra y pone rumbo a Holanda

Su presencia generó una gran expectación los últimos días en la Costa da Morte


cee / la voz

El yate Serene, propiedad del príncipe saudí Mohamed Bin Salmán, que tanta expectación generó estos últimos al abrigo del cabo Fisterra, a donde acudió para refugiarse de los temporales, ha abandonado las aguas de la Costa da Morte. Al filo de las 11.00 horas puso rumbo a Flesinga (Holanda), una localidad turística pero con una importante actividad portuaria, por lo que la embarcación podría incluso dirigirse a algún astillero de la zona para mejoras o reparaciones.

Según constató ayer el capitán de remolcadores ceense, David Trillo Gallego, que se acercó con su Taximar a conocer el barco, está tripulado por marineros europeos y filipinos, y no existe indicio alguno de que Bin Salmán se encuentre a bordo.

Sobre las siete de la tarde, el imponente buque ya había rebasado la altura del cabo Ortegal en dirección norte, al igual que varios de los mercantes que estas últimas jornadas estuvieron refugiados en la ría de Corcubión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El yate del príncipe saudí deja Fisterra y pone rumbo a Holanda