cee / la voz

Ya en 1998 el museo de La Voz de Galicia acogió unas jornadas que ponían sobre la mesa la necesidad e valorizar el patrimonio subacuático, Neria hizo un amago en Vilán, los antiguos GAC lo tenían en sus estrategias y numerosas entidades y particulares llevan más de dos decenios dándole vueltas a lo mismo con nulos resultados si se comparan con las ingentes posibilidades que hay y siguen desaprovechadas.

El presidente de la asociación de vecinos Costa da Morte de Fisterra, José Fernando Carrillo, dice que llevan peleando más o menos desde el 2006, cuando sus hijos crearon Buceo Finisterre y, con la colaboración de marineros locales, descubrieron e identificaron multitud de pecios, que también vigilan contra los expolios. «Todo lo que hay debajo del mar ya es realmente un museo subacuático. No hay oro ni plata, sino una riqueza histórica. Por eso lo que necesitamos es un instituto de investigaciones subacuáticas, en el que participen las tres universidades y que las piezas que se extraigan, que los municipios puedan tener pequeñas salas de exposición. No se trata de abrir ahora conflictos localistas», afirma.

En cuanto a estas ubicaciones, sería incluso la ocasión perfecta para aprovechar edificios existentes y recuperar bienes que son parte de la historia litoral de la comarca. Más allá de Caneliñas o el Seno de Corcubión, hay cetáreas, salazones, lonjas... repartidas por toda la zona que claman por un uso.

Todos los alcaldes lo ven como una necesidad obvia, pero nadie lo hace

Todos los alcaldes de la zona consultados ven como una necesidad obvia darle valor al patrimonio subacuático, pero tanto ellos como sus antecesores siguen dándole las mismas vueltas a algo que nunca se concreta. El corcubionés Manuel Insua, incide en que se trata de un patrimonio de relevancia «mundial» y ve necesario un museo «de ámbito comarcal», pero incide en que él poco puede hacer con el Seno de Corcubión «porque está en mans privadas» y solo la Xunta tiene competencias. Mientras que el Pontecesán Lois García Carballido llama a hacer, de una vez por todas, «un traballo colaborativo», facer Costa da Morte».

Lee un poco más

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Sobran sitios para albergar uno o varios museos de los naufragios