Suscríbete 1 año y te regalamos 140 días gratis
Quiero la oferta

La niña que seduce a la cámara

FISTERRA

Ivana Pardal

30 mar 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

A los 4 años ya era modelo. A los 10 acaba de ser nominada a los First Glance de Los Ángeles en la categoría de actriz juvenil. No ganó, pero hay que tener en cuenta que su papel en Mouras, el corto dirigido por Olga Osorio, supone su debut en el mundo de la interpretación. Esta niña-portento se llama Claudia Suárez y es una compostelana que seduce a la cámara. «Es la octava maravilla. Es listísima como estudiante y como actriz. Entiende muy bien las cosas y además tiene esa mirada, esa piel, esa boca... Se come la pantalla. Es lindísima», asegura Olga, la directora del citado corto que ya se ha proyectado en casi una treintena de festivales desde que se estrenó en octubre. En el certamen estadounidense también estuvo nominado en la categoría de mejor corto de fantasía y, aquí más cerca, fue finalista de los Mestre Mateo.

PRIMEROS PLANOS

Paula, natural de Fisterra, es la madre de Claudia. Quiere que su hija siga centrada en los estudios, pero es consciente del magnetismo de la pequeña. «Aguanta los primeros planos. Es de esas niñas que resulta difícil que salga mal en una foto», apunta. Su primer trabajo fue como modelo para la marca gallega Nanos. Estuvo con esta firma un montón de tiempo. Una agencia de Barcelona contactó con los padres y, desde entonces, ya ha hecho trabajos para Vogue, Milk Magazine y distintas marcas de ropa. La directora del cortometraje me cuenta cómo la descubrió. «La llamé yo. La fui a buscar para el casting. La fotógrafa Nerea Vilas, que fue alumna de la Escola de Imaxe e Son, me enseñó fotos de posibles candidatas para el papel. Cuando vi a Claudia dije ‘Dios’», recuerda Olga.

EN O COUREL

Mouras es pura fantasía. Una madre (Rosalía Castro) y su hija (Claudia) pasan un día en un bosque mágico hasta que algo rompe esa magia. «Un tema que trata es la dificultad de saber la verdad. Cuando somos niños la verdad sí existe, que es la que te cuentan tus padres. Hacerte mayor es perder esas certezas», relata Olga. Lo cierto es que el corto está compitiendo a nivel internacional y su protagonista de 10 años no deja a nadie indiferente. «Creo que ella va a recordar siempre este trabajo. Fue una semana en O Courel y ella era la niña del rodaje», comenta la directora. Habrá que seguir de cerca la carrera de la compostelana Claudia.