Varios concellos se plantean hacer aportaciones a la nueva norma para atender sus casos

Corcubión y Fisterra tienen cascos antiguos y dificultades para hacer frente a la degradación

TORRES DE TALLO. El pazo pontecesán está catalogado como BIC, pero la falta de mantenimiento ha hecho que ahora sea una ruina. Está en manos privadas. Sería una candidata a la expropiación.
TORRES DE TALLO. El pazo pontecesán está catalogado como BIC, pero la falta de mantenimiento ha hecho que ahora sea una ruina. Está en manos privadas. Sería una candidata a la expropiación.

carballo / la voz

La mayor parte de los alcaldes de la zona se plantean realizar aportaciones a la futura ley, que se encuentra en fase de tramitación parlamentaria. El regidor de Corcubión, Manuel Insua, ya ha anunciado que enviará sus propuestas al grupo parlamentario del PSOE. Es uno de los principales interesados en la nueva norma legal porque tiene uno de los primeros planes especiales de casco histórico de Galicia, de 1989, y carece de los 100.000 euros necesarios para poder acometer una reforma imprescindible para que la degradación no siga creciendo. «Podemos aportar cousas novas», explicó el regidor, que se encuentra con que las necesidades de los propietarios o los posibles compradores han cambiado mucho en 30 años.

También para Fisterra puede suponer un alivio. El alcalde, José Marcote, calcula que en dos meses tendrá aprobado el PXOM y entonces podrán ponerse con el plan especial del casco antiguo. En este caso, muchas de las viviendas del centro no se rehabilitan porque no hay un documento que regule la posibilidad de aprovechamiento. Ahora mismo es muy difícil de esclarecer en qué lugares se pueden variar volúmenes, lo que es fundamental para poder conceder licencias. A pesar de eso, debido al gran interés por los servicios turísticos, hay una demanda importante para reformar edificios del centro.

Para la mayor parte de alcaldes, es muy necesario simplificar la tramitación de la declaración de ruina. Eduardo Parga, alcalde de Malpica, destacó que en ocasiones se hace muy complicado obligar a los dueños, también porque a veces carecen de recursos económicos, lo que plantea un problema de seguridad o de salubridad. «Os donos teñen que ser responsables do edificio o do dano que poda facer a outra xente», dijo Eduardo Parga. En Carballo, los vecinos de la calle Mirtos reclamaron por dos viviendas abandonadas debido al riesgo que suponían para los viandantes.

Principales puntos

Expropiaciones

Valor catastral. La ley establece que que la Administración podrá expropiar abonando el 50 % del valor catastral, que viene siendo un 25 % del de mercado, aunque en la zona rural no suele haber tanta diferencia, sobre todo porque el mercado inmobiliario se mueve muy poco. Además, fija un plazo máximo de dos años para rehabilitar la construcción adquirida de este modo.

Impuestos

Área Rexurbe. Solo en Betanzos, Ferrol, Lugo y Ourense existen áreas Rexurbe, en las que a partir del 1 de enero del 2020 se gravará con un impuesto a los propietarios de viviendas abandonadas. En estas zonas, es la Xunta la que adquiere las viviendas, las restaura y las vende de nuevo o alquila. La idea es regenerar barrios, pero ha tenido poco éxito hasta el momento. En la Costa da Morte podrían tener áreas Rexube Corcubión y Fisterra, pero todo depende de la Xunta, aunque sería el Concello el que debería solicitarlo para los inmuebles en mal estado.

Registros municipales

Aldeas. Por lo que respecta al ámbito puramente rural, el anteproyecto de ley recoge medidas encaminadas a la recuperación de núcleos abandonados. Establece que se pondrá en marcha un procedimiento público de venta a través de registros municipales en los que los propietarios pueden inscribirse voluntariamente. Uno de los casos podría ser el de la aldea de O Roncudo, que lleva años a la venta.

Compras imposibles

Herederos. Uno de los principales problemas en la zona rural es la continua repartición de las herencias, lo que hace que un inmueble pertenezca a 15 o 20 personas, muchas de las cuales ni siquiera se conocen, cuando no tienen malas relaciones familiares. Poner de acuerdo a todos es prácticamente imposible. El Concello de Ponteceso estuvo a punto de poder comprar la casa de Mourelle, pero cuando se iba a firmar uno de los herederos falleció, complicando de nuevos los trámites, Con la expropiación se solucionarían muchos casos sin solución.

Tramitación

Licencias directas. Patrimonio ya no tendrá que informar todos los expedientes de edificaciones con algún tipo de protección. La media en Galicia es de 13.000 casos anuales, de lo que solo 800 afectan a BIC. Los concellos podrán dar licencias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Varios concellos se plantean hacer aportaciones a la nueva norma para atender sus casos