Abierta para la extracción del longueirón la zona de Fisterra que dio positivo en toxina lipofílica

Los mariscadores habían protestado por considerar que el cierre había sido precipitado


CARBALLO / LA VOZ

Los desacuerdos entre el Intecmar y los buceadores de Fisterra dieron lugar a mediados de este mes a una queja por el supuesto cierre precipitado de una zona de extracción, lo que hizo que los profesionales perdieran lo obtenido ese día, unos 300 euros en alguno de los casos.

Los submarinistas se quejaban de que los análisis se habían realizado a especies diferentes y en otra área, pero en el Intecmar mantuvieron su posición al considerar que era más prudente no poner los bivalvos en el mercado.

Finalmente la zona estuvo cerrada durante toda una semana y solo se abrió el miércoles, con lo que la preocupación del Intecmar fue, esta vez, fundamentada.

A pesar de ello, los profesionales del sector continúan reclamando que haya mayor agilidad en los análisis, que se analicen las muestras de cada especie y que se respete la división de zonas, lo que no ha ocurrido en algunas ocasiones y ha sido el principal motivo de queja.

De momento, las toxinas no están teniendo gran influencia en la Costa da Morte. Solo la ría de Corme y Laxe se encuentra cerrada a la extracción desde el día 20, excepto para la navaja.

En Camariñas iniciaron el mes de julio con la ría limpia de toxinas y se mantiene igual, aunque uno de los principales problemas de las mariscadoras en verano es precisamente la presencia de marea roja.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Abierta para la extracción del longueirón la zona de Fisterra que dio positivo en toxina lipofílica