Las lonjas de la zona reciben la mitad de pulpo que hace 20 años

La campaña cerró con valores de récord histórico y preocupación por las bajas capturas


cee / la voz

Los marineros de la Costa da Morte, furtivismo aparte, han capturado en los últimos dos decenios casi 10 millones de kilos de pulpo, 9.818.549 para ser exactos, atendiendo a los datos de primeras ventas en lonja que las cofradías remiten a Pesca de Galicia y que este organismo registra desde el año 1997. Si se comparan las cifras de aquellos primeros años con las del último ejercicio consolidado, el del 2017 -el del 2018 aún no está completo porque en julio se vuelve a levantar la veda que empezó el viernes- se observa un descenso de capturas verdaderamente alarmante. Se descargaron poco más de la mitad de kilos del pulpo el año pasado que en aquel 1997. Vendrían por tanto las cifras a darle la razón a los profesionales del sector que advierten de la gran merma que sufre esta pesquería y que atribuyen a distintos factores.

Sin embargo, los números, aunque van en ese sentido, no permiten ni mucho menos ser tan tajantes, porque en un contexto claro de desmantelamiento progresivo de la flota artesanal, la media de capturas de estos dos decenios -descontando el 2003 por las consecuencias conocidas que tuvo el desastre del Prestige- se sitúa en 474.898 kilos al año, mientras que en el último ejercicio cerrado fueron 445.324, lo que supone prácticamente un 20 % menos que la media. En cambio, en el 2016 fueron un 6,4 % más y en el 2015, un 25,3 menos. En definitiva, los años son bastante variables aunque, en general y observando la serie histórica no se puede discutir que las capturas menguan.

En cuanto a las causas fundamental que ven los profesionales en la merma de una pesquería vital para la Costa da Morte hay dos teorías básicas, entre otros muchos factores: el exceso de presión sobre los bancos y el efecto devastador de los arrastreros ya no solo sobre esta especie sino sobre el grueso de las que depende la pesca artesanal. El patrón mayor de Fisterra, Manuel Martínez, siempre inxiste en la primera y clama en el desierto por vedas más prolongadas, de «polo menos tres meses», porque además «o polbo no verán non vale para nada», mientras que su homólogo corcubionés, Pepe Domínguez, insiste en controlar y limitar la acción del arrastre. En lo que coinciden ambos y todo el sector es en que los precios récord les están dando un respiro temporal.

«Cada vez hai menos, pero os prezos son unha mina, matas 50 quilos e fas 500 euros»

 

 

Aunque hay poco pulpo, «cada vez menos», los precios son verdaderamente espectaculares, ya que en estos días se han registrado cotizaciones por encima de los 15 euros para los mejores ejemplares. Y con eso se queda César Garrido Pena, que el mes que viene cumplirá 20 años y lleva desde los 16 trabajando desde el puerto de Malpica, ahora en una embarcación de tres tripulantes. «Hai menos, pero os prezos son unha mina, matas 50 quilos de polbo e fas 500 euros. Vai a 10 de media e incluso a 14-15, cando antes se che pagaban o mellor a oito euros xa era unha riqueza, así que o comido polo servido», reflexiona el joven marinero que, aunque ahora se acaba esta pesquería no se va precisamente de vacaciones. «Nada, hai que traballar, agora imos ás vetas. Aquí todo o ano coma canóns», concluye César que, pese a todos los altibajos y condicionantes que tiene la pesca, realmente ama su trabajo y quiere seguir.

Depende de todos

El agotamiento de las especies deriva de la sobreexplotación. De esos tiempos de cuando se cogían ejemplares que no dan la talla (tal vez aún ocurra) y que se venden de tapadillo y hay gente a la que no le importa comprarlo y consumirlo, en bares, restaurantes o en casa. La captura responsable y el consumo responsable son dos puntos principales para evitar que el pulpo acabe siendo un produjo de lujo, como los percebes. Depende de todos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las lonjas de la zona reciben la mitad de pulpo que hace 20 años