El PXOM de Fisterra salva el principal escollo de la Anchoa y está encauzado

El pleno aprobó la modificación que pedía la Xunta por exigencias de Estradas


cee / la voz

El alcalde, José Marcote, no quiere ni mucho menos cantar victoria, porque sabe que, como mínimo, aún le quedan unos meses para que se haga realidad, y después del año largo de esperas y rodeos -algunos difíciles de entender- todo puede pasar aún. Sin embargo, la sensación generalizada en el gobierno es que, con la modificación que aprobaron esta semana en pleno, tienen el Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) encauzado y, aunque Estradas tiene que emitir de nuevo su informe y la Xunta aprobarlo, creen que, con todo el consenso previo, ahora es cuestión de trámites menores.

Tanto los dos grupos del gobierno como CG votaron a favor, mientras que el PP se abstuvo, de la modificación que, básicamente, se refiere a la recta de la Anchoa. Estradas exigía una vía de servicio a cada lado y, en vistas de que eso, además de inasumible económicamente para el Concello era físicamente imposible, llegaron con ayuda de los técnicos de la Deputación, a una solución intermedia. Resumiendo mucho, esas actuación habrá que llevarla a cabo en los tramos que aún están sin urbanizar y cuando se construyan las parcelas.

«En teoría o problema fundamental estaría resolto. Estradas ten que refacer o seu informe e falta o final de Urbanismo, pero todo está feito coas súas directrices. Digamos que xa o teñen á súa medida, co cal podería pedir algunha cousa menor, pero nada máis. Iso si, aínda nos toca esperar un mesiños», resumió el alcalde, quien ha incidido numerosas veces en la trascendencia que este documento tiene para Fisterra, para solucionar problemas existentes, ordenar el futuro y, sobre todo, dotar de seguridad jurídica las actuaciones que se lleven a cabo.

El concejal de CG, Xan García, calificó en el pleno de «carallada» las exigencias de Estradas, que interpretó como una disculpa para dilatar la aprobación. Entiende que todo iba encaminado a la recta de la Anchoa, donde insiste que la «demanda de todo o mundo» es humanizar ese espacio como una avenida urbana del pueblo, por más que el proyecto supere al Concello. También quiso dejar claro que, en contra de lo que parece, no se trabajó para intereses particulares de media docena de vecinos con órdenes de derribo, sino para problemas de todos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El PXOM de Fisterra salva el principal escollo de la Anchoa y está encauzado