Un arao manchado de fuel activa las alarmas sobre posibles sentinazos

Apareció el martes en la playa fisterrana da Ribeira y por el momento no hay otras signos de esta contaminación

.

cee / la voz

El hallazgo este martes de un arao (Uria aalge) con el plumaje impregnado en chapapote en la playa da Ribeira de Fisterra ha hecho saltar las alarmas sobre la posibilidad de un sentinazo, bien cerca de la Costa da Morte o incluso en el Dispositivo de Separación del Tráfico Marítimo de Fisterra (DSTF), popularmente conocido como corredor.

Lo explica el concejal de Pesca de Fisterra, Xan Carlos Sar, que fue quien lo encontró y fotografió. «Estabamos na biblioteca e dixeron que había un pinguino na praia da Ribeira. Xa me estranou, a min parecíame un paxaro, pero agora todo pode ser. Achegueime alí e quixen collelo para mandalo ao centro de recuperación que ten a Xunta en Oleiros, pero non fun quen. Estirei os brazos e desconfiou. Deu un par de voos rasos, que os araos xa non voan moito, e foise nadando cara a zona do Castelo, cara a praia das Margaritas. Volvín á noite, porque vivo ao lado, pero xa non o atopei, nin vin máis», relata Sar, que tampoco se atreve a ser categórico, aunque quiere que esto sirva como «unha especie de denuncia do que pode estar pasando». Desde luego tiene claro es que se trataba de fuel fresco no de restos acumulados de vertidos antiguos como pudo ser el del Prestige, porque tenía un aspecto brillante y el plumaje del ave estaba impregnado, no es que fuesen manchas de haberse rozado contra una acumulación de chapapote solidificado.

Las costumbres de los araos encajan con la posibilidad de que se hubiese contaminado a muchas millas del litoral, incluso lejos de la Costa da Morte, porque como explica el ornitólogo Xabier Varela, «son aves peláxicas» que no resulta habitual verlas cerca de tierra por esta época del año, aunque están ahí, en el mar, en cantidades importantes. De hecho, destaca que es, junto con el frailecillo (Fratercula arctica), de las pocas especies de la familia Alcidae que tienen aquí presencia, porque la alca (Alca torda) y sobre todo el mérgulo (Alle alle) son extraordinariamente infrecuentes en la zona, donde hasta el momento no hay un aviso de vertido como tal.

«Hai que fixarse nas gaivotas, porque se moven moito e son un bo indicador» 

El ornitólogo carballés Xabier Varela ya estaba ayer al tanto del hallazgo de Fisterra, y aunque todavía no ha tenido ocasión de hacer inspecciones personalmente en las playas piensa ponerse a ello hoy mismo. «A ver como se pon, pero teño pensado ir aquí entre a praia de Alba, en Arteixo, e a de Caión, controlar entre unhas 800 e 1.000 gaivotas, que xa son unha mostra máis ou menos significativa. Hai que fixarse nas gaivotas, porque se moven moito do mar para terra e de volta, porque van seguindo pesqueiros e demais, polo que son un indicador bastante bo de se puido haber ou non un sentinazo», explica el experto. Varela ve perfectamente factible que el arao localizado en Fisterra se haya podido contaminar a muchas millas de distancia de la costa y que esa hipotética mancha de fuel en alta mar ni siquiera llegue a tocar tierra aquí como tal.

La eurodiputada del BNG advierte de la falta de control sobre los residuos atómicos

Las fuentes de contaminación marítima que afectan a la Costa da Morte son múltiples. Las más visibles resultan los vertidos fecales sin depurar que incluso motivan la prohibición de baño en muchas playas -algunas en fase de corrección y otras olvidadas- o los plásticos que tapizan los arenales con cada temporal. Incluso se dan también circunstancias excepcionales, como los contenedores caídos del Eloane, cuyas mercancías llegaron a buena parte del litoral en enero. Pero hay otra contaminación, especialmente peligrosa, de la que apenas se habla, como acaba de poner de manifiesto la eurodiputada del BNG, Ana Miranda, que estuvo recientemente en la zona para denunciar la falta de control sobre el DSTF. Se trata de las 140.000 toneladas de residuos nucleares depositadas en 220.000 bidones en la Fosa Atlántica, donde hasta el año 93 esto estaba permitido. Miranda denuncia que las respuestas que le ha dado la Comisión Europea son insuficientes. «É unha irresponsabilidade que a Comisión Europea recoñeza que participa no traballo do Comité OSPAR de control da radioactividade mariña no Atlántico norte, pero non saiba cando se realizan as inspeccións. Imos ter que volver nun novo barco Xurelo a denunciar que os residuos radioactivos seguen fronte ás nosas costas», dice la nacionalista que considera «cando menos curioso que a Comisión diga que non se revelaron aumentos significativos da radioactividade mariña ao longo de 30 anos cando o estudo que emprega para afirmalo data de hai 15 anos»

Mar de Fábula y Voz Natura, en las jornadas del CEIDA de Santa Cruz

El Centro de Extensión Universitaria e Divulgación Ambiental de Galicia, con sede el Castillo de Santa Cruz, en Oleiros, acogerá del 23 al 27 de abril las II Xornadas Internacionais de Educación Ambiental, en la que estará presente la experiencia en este tipo de luchas en la Costa da Morte. Entre los ponentes se encuentra Xosé Manuel Barros Hermida, socio fundador de Mar de Fábula, que hablará sobre el impacto de la industria de los cruceros, y la coordinadora del proyecto Voz Natura, de La Voz de Galicia y la Fundación Santiago Rey Fernández-Latorre, Nazareth Díaz, que dará a conocer el contenido y los logros del programa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un arao manchado de fuel activa las alarmas sobre posibles sentinazos