Otro supuesto sabotaje en el muelle de Fisterra deja cinco lanchas dañadas

El presidente de los percebeiros denuncia que desamarraron su embarcación

.

cee / la voz

En todos los puertos existen situaciones de conflicto que salen más o menos a la luz, pero el de Fisterra en los últimos tiempos parece abonado a un tipo de incidentes preocupantes, porque, al margen de la gravedad, denotan que hay gente en la propia localidad dispuesta a hacerle daño a los profesionales del mar, y muy probablemente están dentro del propio sector.

El último episodio se registró en la noche del sábado, como explica el presidente de los percebeiros, José Manuel Trillo Casais, cuya embarcación fue desamarrada -a todas luces de manera intencional- lo que, dadas las condiciones del mar, provocó que impactara con al menos otras cuatro lanchas, que quedaron dañadas en distinta medida.

«Debían saber que estabamos nunha voda fixeron isto por algún tipo de represalia», señala Trillo, que no manifiesta sospechas sobre nadie en concreto. Tampoco el incidente le va a suponer un gran quebranto económico, por su lancha, Chuli, una planeadora de 5,60 metros de eslora, está asegurada, y los daños que sufre no le impedirán salir a trabajar cuando el tiempo lo permita. De hecho, los desperfectos que tiene en la hélice no la han dejado fuera de servicio y la pieza que se ha averiado del motor está pensada para trabajar en agua dulce, algo que en este caso no le influye. En cuanto a los arañazos del casco, tiene previsto repararlos cuando suba la embarcación a dique seco para otras labores de mantenimiento.

En cualquier caso, considera los hechos intolerables y ya los ha puesto en conocimiento de la Guardia Civil, al tiempo que otros cuatro o cinco compañeros le han advertido de que sus respectivas lanchas se vieron afectadas por el impacto en distinta medida.

No tiene duda alguna de que se trató de algo intencionado. «Átoa con dos cabos polo proa e pola popa ten outros dous con mosquetóns, un á lancha dun amigo e o outro, o do lado de babor a terra», detalla el profesional para quien es directamente imposible que todas esas precauciones fallen juntas de manera casual.

Para el presidente de los percebeiros lo verdaderamente grave es que no se ponen las condiciones para que este tipo de incidentes no vuelvan a ocurrir. Denuncia que, en contra de lo que pasa en otros puertos donde existen tarjetas para abrir las puertas que registran quien es el usuario que accede, en su caso la entrada a los pantalanes está completamente libre, por más que ya hayan reclamado que se cierre en más de una ocasión. Además, aunque han sido solicitadas las imágenes de las cámaras de seguridad para tratar de esclarecer lo sucedido, tiene poca confianza en que sirvan de algo, porque un sobrino suyo sufrió un accidente de tráfico justo al lado de la lonja y las supuestas grabaciones no arrojaron resultado alguno. De hecho, incluso duda que las cámaras funcionen correctamente.

«En 20 anos creo que tivemos unha vez unha axuda para Salvamento, despois nin un traxe. O noso é pagarlle a Portos 60-80-100 euros -eu un mes aínda paguei 200-, despois guías, transportes... pero aquí segue entrando quen quere», se queja el mariscador, quien además recalca que la situación de los percebeiros en concreto no está precisamente para tirar cohetes.

Este tipo de casos son recurrentes en la localidad, donde a finales del año pasado otros compañeros de Trillo denunciaron robos de gasolina, de llaves de motores y otros útiles, e incluso una lancha apareció varada en la playa de Langosteira en otro episodio muy parecido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Otro supuesto sabotaje en el muelle de Fisterra deja cinco lanchas dañadas