Solo el Soneira y el Fisterra salieron airosos de la jornada

Melissa Rodríguez
melissa rodríguez CARBALLO / LA VOZ

FISTERRA

JPARRI

Fútbol | El Queixas fue duramente goleado en casa y el Baio cometió errores

06 feb 2018 . Actualizado a las 12:29 h.

La 21.ª jornada en Primera Autonómica dejó pocos puntos en los bolsillos y muchas caras largas. Sobre todo en el Grupo 1, donde el Queixas recibió una fuerte paliza por parte del Orillamar, un equipo de su misma talla (2-7). Pese a los cercedenses adelantarse en el marcador (2-0) y gozar de dos ocasiones más, fue a partir del momento en el que el defensa Compi tuvo que abandonar el partido por un tirón, cuando les endosaron el 2-1 y, a partir de ahí, vinieron seguidos.

En el caso del Baio, como describió ayer el presidente del club, Manuel Mouzo, «foi o partido tonto da tempada». Los blanquiazules salieron adormecidos al campo y recibieron, su merecido, en el minuto 15 (0-1) por un fallo en defensa. Santi Díaz, Iván Rojo y Martín MC intentaron igualar en el electrónico pero sin conseguirlo, y el rival gozó de dos ocasiones a la contra que el portero frenó.

El derbi entre el Fisterra y el San Lorenzo terminó a favor de los locales (1-0), pero no se lo pusieron fácil los de Berdillo. Tras una primera parte en la que los verdes dominaron con el gol de Víctor Agulleiro, teniendo ambos equipos una ocasión clara de gol, en el segundo período los rojillos llevaron el pulso, con una nueva oportunidad cada equipo.