Todo un recurso

La Voz BERRO SECO

FISTERRA

30 dic 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

En agosto del 97, meses después de que el Concello de Fisterra iniciase los trámites para arreglar el edificio que sería el primer albergue público de la Costa da Morte, se entregó la primera fisterrana. Justo un año más tarde sumaba las primeras mil. Algunos desconfiaban entonces de que fuese algo con futuro. Vaya si lo tuvo: el sector mueve decenas de miles de pernoctaciones cada año, con centenares de puestos de trabajo.