La fuerte dependencia de la hostelería dispara el desempleo en Fisterra

En solo dos meses se han perdido 97 puestos de trabajo en la localidad


carballo / la voz

No son malos los datos del paro en la Costa da Morte. El incremento del desempleo, que se sitúa ahora en 7.874, ha sido únicamente de 63 personas con respecto a octubre, pero ha habido grandes diferencias según los municipios. En Fisterra, donde la dependencia de la hostelería es muy elevada, se han encontrado sin trabajo 53 vecinos, que sumados a los 44 del mes pasado, hacen un total de 97, una cifra muy importante. Al mismo tiempo, en Cee, eminentemente comercial, ha habido 20 contrataciones en noviembre.

En la comarca de Fisterra, la mejora de Cee no consigue compensar la caída de Fisterra, porque también baja notablemente Muxía, donde doce vecinos han perdido su empleo. Ambos municipios viven mucho de los peregrinos. La afluencia ha bajado mucho el mes pasado y han comenzado a cerrar albergues que probablemente no abrirán hasta Semana Santa, explicó el concejal Kuka Sar.

Enero. Sin embargo, lo peor está todavía por llegar, ya que a principios de año cierran la mayor parte de los restaurantes. En el arranque del 2018 Fisterra se convertirá en un pueblo fantasma, según comentó un hostelero. De momento se mantiene la actividad, pero ha bajado mucho, casi una tercera parte, dice Alba Castiñeira, del Tira do Cordel. En la temporada de verano trabajan en este establecimiento 18 personas, en tanto que ahora son solo 10 y la actividad se concentra en el fin de semana. En enero cerrarán.

Lo mismo harán en O Centolo, donde trabajarán hasta el día 22 y no volverán hasta la última semana de febrero y casi lo mismo harán en A Lareira, donde estarán inactivos enero y la mayor parte de febrero.

Todo ello hará crecer de nuevo el paro porque en algunos locales se terminan los contratos y no se renuevan hasta la vuelta.

Femenino. En la Costa da Morte buscan trabajo actualmente 4.787 mujeres y 3.087 hombres. En el cómputo general de la zona, el desempleo masculino ha sido el que más se ha incrementado, pero no ha sido así en todos los municipios. En Fisterra, el paro femenino creció en 35 personas en solo un mes.

Servicios. El sector es tan importante en la comarca de Fisterra, que el 70 % de los desempleados pertenecen a él, un porcentaje altísimo, que baja hasta el 51 % en el caso de Bergantiños y es el 54 % en Soneira. Esa media tan elevada es incluso más alta cuando se refiere al municipio de Fisterra, donde el 73 % de los parados están encuadrados en el sector terciario. En toda la Costa da Morte hay 4.401 personas que buscan una ocupación remunerada en los servicios, lo que supone un 56 % del total.

Construcción. En aumento imparable del desempleo en los servicios se ha visto compensado por el descenso en la construcción, que ha pasado de 1.246 personas inscritas en octubre a las 1.175 actuales. El sector está recuperándose de la crisis inmobiliaria, pero es muy improbable que se llegue a los niveles de los años del bum. También hay que tener en cuenta que buena parte de los que no encontraron trabajo en la construcción emigraron, por lo que no constan como demandantes de empleo.

Industria. En la Costa da Morte es un sector poco relevante, pero está teniendo buenos resultados. Con respecto al mes pasado, el paro ha bajado en medio centenar de personas. Ahora, los que buscan una ocupación son 1.509. La mayoría de ellos están en Bergantiños. De hecho, un tercio corresponden al municipio de Carballo, donde el paro total es de 2.567 personas.

«Oxalá non fose tan fácil atopar xente para traballar»

José Manuel Naya acaba de abrir la novena tienda de la cadena Todo Lar

José Manuel Naya acaba de abrir la novena tienda de la cadena Todo Lar. Para las nuevas instalaciones de Cee, frente a la plaza de abastos, contrató a seis personas, todas ellas mujeres y mayores de 25 años.

El día 20 entraron tres dependientas a trabajar y el 23, otras tantas. «Na Costa da Morte, desgraciadamente, non tes ningunha dificultade para contratar persoal. Oxalá non fose tal fácil atopar xente para traballar porque eso significaría que hai cartos e eu vendería máis».

En las tiendas de José Manuel Naya hay incluso personal con carreras universitarias. «Hai tres anos que empezou a traballar unha periodista que estudou en Madrid e hai tamén unha logopeda. Realmente non é a mellor situación», lamentó el empresario.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La fuerte dependencia de la hostelería dispara el desempleo en Fisterra