La Xunta cobra por los rescates de los senderistas, pero Salvamento no

Lena Waterfeld socorrida en agosto del 2014 pagará finalmente a Mar 4.803,33 euros


Carballo / La Voz

Claudia Schmid Keiser, la senderista de 51 años y de nacionalidad suiza que se accidentó este martes en el entorno del Camiño dos Faros en Corme, está de suerte. Mucha suerte. Salvamento Marítimo no le va a exigir contraprestación alguna por su rescate en el helicóptero Helimer 209. Así lo confirmaron fuentes del departamento dependiente del Ministerio de Fomento: «No se cobran, da igual que sea rescate de un marinero que de un excursionista», apuntaron.

Peor lo tiene Lena Waterfeld, la joven peregrina alemana que se perdió y quedó desorientada al borde de un acantilado de Padrís, Fisterra, el domingo 17 de agosto del 2014. Ella sí tendrá que pagar su rescate. La Xunta le reclama desde entonces una factura de 4.803,33 euros. En su caso, Lena fue rescatada por el Pesca I. La joven no estaba de acuerdo con esta reclamación y decidió emprender acciones legales, aunque finalmente ha descartado esta posibilidad.

Así, Alejandro López, el abogado de la joven alemana, que durante varios años residió en Valencia, confirmó esta semana que su clienta «desistió de demandar a la Xunta por vía judicial y ha optado por pagar» la minuta reclamada por la Consellería do Mar. El letrado argumentó que Lena Waterfeld «no quería alargar más esta situación y dio por zanjado todo este proceso». Sin embargo, desde el departamento de Rosa Quintana confirmaron que «todavía no había efectuado el pago correspondiente» y que había «solicitado un aplazamiento» del mismo. Lena Waterfeld regresó hace meses a su Fráncfort natal.

La Costa da Morte ha sido escenario en los últimos tres años de una decena de rescates en el litoral. Sobre todo, mariscadores, senderistas y peregrinos. En aquel verano del 2014, además de Lena Waterfeld tuvieron que ser salvados en helicóptero: un deportista de Ordes y un peregrino catalán de 65 años y natural de Barcelona. Los tres recibieron sus correspondientes minutas por parte de la Administración autonómica. La Consellería do Mar no cobra únicamente por aquellas actuaciones en las que se ven involucrados marineros y mariscadores que ejercen su trabajo de forma profesional y cuando lleven los equipos que exige la normativa para desempeñar su labor.

Sin embargo hay algo que es evidente. Parte del litoral de la comarca resulta muy complicado para excursionistas, deportistas y peregrinos. Se extravían con frecuencia en el trazado del Camiño que va de Fisterra a Muxía. Y es que con la llegada del verano aumenta de forma notable el número de peregrinos que realizan el Camino a Fisterra y continúan por la costa hacia Muxía. Son muchos, incluso senderistas expertos, los que se pierden y tienen que ser rescatados. El trazado entre Lires y Muxía continúa siendo el más peligroso. En muchos casos acaban en los acantilados, desorientados, magullados y exhaustos por el esfuerzo y no les queda más remedio que llamar al servicio de emergencias 112 para ser rescatados, bien por tierra, bien por aire. Mientras concellos y hosteleros continúan con sus críticas por la falta o deficiente señalización en algunos tramos costeros.

En los últimos tres años hubo una decena de rescates, entre mariscadores, turistas y peregrinos

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Xunta cobra por los rescates de los senderistas, pero Salvamento no