Fisterra y Muxía vuelven a hacer historia con otro récord de peregrinos

En el 2016 se entregaron 25.759 fisterranas y en la villa de A Barca no recuerdan un año así


Carballo / La Voz

El Camiño de Fisterra y Muxía sigue escribiendo los capítulos de una historia que, cada año, acaba con un nuevo récord. Así, al igual que en Galicia se ha batido la marca histórica (278.041 peregrinos), en este finis terrae ha pasado lo mismo. En el 2016 que acaba de terminar se entregaron en el albergue público de Fisterra un total de 25.759 fisterranas, el documento que acredita que se ha culminado el trayecto de la ruta jacobea siguiendo unos determinados requisitos. No obstante, a este registro habría que añadir todas aquellas personas que no recogen el certificado, ya sea porque así lo deciden, porque no se acercan al albergue o porque, aun habiendo llegado a la localidad haciendo un peregrinaje, no cumplen algunos de los preceptos necesarios para la fisterrana. Por tanto, la cifra sería mucho más alta, como recuerda la veterana hospitalera Begoña Valdomar al facilitar los datos.

Ya en los últimos meses, y sobre todo con el buen tiempo que hubo en septiembre y en octubre, se vaticinó que este 2016 marcaría un hito. La misma percepción hubo y hay en Muxía, a la luz de las muxianas entregadas. Incluso sin poder facilitar una cifra concreta, el regidor, Félix Porto, afirmó «sen medo a equivocarme» que nunca hubo ningún otro año con tantos peregrinos como este que acaba de terminar. «Foi un ano de récord e seguimos medrando», decía ayer Begoña desde Fisterra. Allí, frente a las 25.759 de este año, en el 2015 se entregaron 24.296 fisterranas; en el 2014, 22.987; en el 2013, 20.913; y en el 2012, 19.321.

Al igual que en el conjunto gallego, destacaron los caminantes llegados a Fisterra que eran oriundos de algún punto de España: casi 6.700. Después, y por este orden, se encuentran los italianos, alemanes, franceses y portugueses. Chipre, Grecia, Letonia, Lituania, Polonia, Suecia, Andorra, Islandia, Liechtenstein, Serbia, Bielorrusia, Moldavia, Ucrania (nada menos que 26), Estados Unidos (subió muchísimo), Brasil, Canadá, Corea (el país de Asia del que llegaron más peregrinos), Japón, Israel, Emiratos Árabes, Líbano, Siria, Turquía, La India, Pakistán, Sri Lanka, Sudáfrica, Namibia, Ghana, Argelia, Egipto, Marruecos, Túnez, Australia, Nueva Zelanda y hasta Tonga, en Oceanía, quedaron registradas este año como procedencias de origen en los detallados registros que llevan en el albergue fisterrán, convertido con el paso de los años en una pequeña ONU. En él, Valdomar celebra siempre a modo de «festa rachada» cada nuevo país. Fue un año, incluso, de récord de asistentes (60) en la cena de Nochevieja.

Estreno de credencial

La hospitalera resume este 2016 como «un ano tranquilo», sin grandes sobresaltos, a no ser, por supuesto, por la falta del peregrino Jim Ha Cho, surcoreano, del que no se sabe nada desde el pasado mes de septiembre, cuando se halló su mochila abandonada en una zona de acantilados del cabo. Fue, también, un año en el que la entidad Solpor presentó una credencial propia para este tramo del Camiño. Dice Begoña que sí se ve entre los caminantes, aunque de momento de forma testimonial, dado que todavía hace poco que se empezó a distribuir.

Lejos quedan aquellos tiempos en los que hubo que esperar un año para poder entregar la fisterrana número 1.000 desde que se empezaron a repartir en agosto de 1997. La recibió Pilar Isidro, una bióloga natural de Marruecos y criada en La Palma, en agosto de 1998. Ahora, en un solo año, la han recogido casi 25.800 peregrinos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Fisterra y Muxía vuelven a hacer historia con otro récord de peregrinos