Localizan más petroglifos en el monte San Miguel, que ardió el pasado verano

El colectivo A Rula colabora con Patrimonio en el inventariado de las estaciones


redacción / la voz

El fuego causó el pasado verano daños irreparables en varias estaciones de arte rupestre del monte San Miguel y en el valle de la Portela de Villestro (Santiago). Sin embargo, también ha facilitado la localización de otras. Miembros del colectivo A Rula, un grupo que se dedica a investigar sobre estas manifestaciones artísticas, halló más petroglifos en el área. Hasta ahora permanecían ocultos bajo los tojos.

La nueva estación está en la parte baja del monte San Miguel, en las proximidades de la ruta jacobea a Fisterra, que, a su vez, actuó como cortafuegos en el incendio. Se trata de la tercera estación de grabados localizada en los últimos años en el paraje de Agra do Campo, a unos 50 metros de los ejemplares gravemente dañados por el paso de la maquinaria que acudió a extinguir el fuego el pasado mes de julio.

El yacimiento presenta diversas formas, desde motivos geométricos integrados por «coviñas e cazoletas, sucos lineais, cruciformes diversos e unha combinación de círculos concéntricos», según apunta A Rula en su informe sobre el descubrimiento. Las cavidades circulares son las más numerosas, casi medio centenar en varios paneles. Destacan por la diversidad de tamaños y profundidades. Están «distribuídas de xeito irregular por todas as laxes insculturadas», agregan. «Hai cazoletas de ata 10 centímetros de diámetro e catro de profundidade, pero tamén pequenas coviñas que non chegan os cinco centímetros de diámetro e apenas un de fondo», explican también. En otros dos paneles figuran dos cruces de diferente estilos y tamaños.

Los grabados, apuntan, se distribuyen en ocho paneles y cinco rocas de reducidas dimensiones y formas diversas. Están unas muy cerca de las otras. Unas lajas son planas y están a ras de suelo y otras describen curiosas formas graníticas a modo de escalones y a varias alturas. Apenas destacan en el paraje.

En este fondo del valle de la Portela de Villestro hay también otros yacimientos de petroglifos próximos, como el del Rexio, los de O Valado y las estaciones 1 y 2 de la Devesa da Rula, que es la que da nombre a este colectivo compostelano que lleva años rastreando los montes para tratar de salvar los numerosos ejemplares de arte rupestre abandonados a su suerte.

Inventario de los yacimientos

La localización de este yacimiento fue puesto en conocimiento de la empresa Horizonte Norte, que, en colaboración con UAV Galicia, está a punto de terminar el inventariado de todos los petroglifos inéditos que fueron hallados en los últimos años en la zona de Santiago. El proyecto fue promovido por la Dirección Xeral de Patrimonio, con la que colabora A Rula poniendo a su disposición su documentación y material gráfico. Esta labor permitirá duplicar el número de estaciones registradas y controladas por la Administración.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

Localizan más petroglifos en el monte San Miguel, que ardió el pasado verano