Como un pueblo de 4.000 habitantes

El gerencia sanitaria de A Coruña, que genera tantos residuos como todo el concello de Curtis, es la primera de Galicia en obtener el certificado de gestión ambiental


A Coruña / La Voz

La estructura organizativa de gestión integrada de A Coruña, de la que dependen todos los servicios sanitarios del área, desde Fisterra a Sobrado dos Monxes, se convirtió ayer en la primera de toda la red gallega del Sergas en obtener el certificado de gestión ambiental. El título viene a significar que todas las actividades asistenciales y no asistenciales que se desarrollan en los distintos servicios y departamentos -repartidos en más de un centenar de edificios- se realizan no solo atendiendo a la legalidad, sino a las normas más respetuosas con el medio ambiente.

De la importancia de acreditar el buen hacer en consideración con el entorno dio idea la responsable de Medio Ambiente del Chuac, Laura Larriba, que resumió con cuatro datos hasta dónde llega el impacto de una organización dedicada al cuidado de los demás que genera al día más de 5 toneladas de desperdicios, tanto como un pueblo de unos 4.000 habitantes. Es decir, como un concello similar al de Curtis, por citar uno.

La diferencia, sin embargo, está en que, cuando se habla de sanidad, no se habla de aguas residuales domésticas, sino de vertidos sanitarios y de laboratorio, con contaminantes y concentraciones bastante diferentes, de consumos de materias como gases medicinales, de emisiones a la atmósfera, de radiaciones ionizantes y de instalaciones y actividades de riesgo que pueden desembocar en emergencias ambientales, como vertidos y fugas. Y también de residuos de todo tipo, incluidos los clasificados como peligrosos con riesgo biológico y químico. De ahí la importancia de contar con un sistema a la medida que no solo evalúe esos impactos, sino que establezca un modo de hacer documentado y registrado, con indicadores de control para mantenerlos bajo control y minimizar, así, con buenas prácticas, la repercusión en el entorno.

Orgullo de hospital

El sistema de gestión está implantado en todo el área y el alcance del certificado se extiende a todas las actividades desarrolladas para prestar servicios médicos, pero también los hospitalarios en el Abente y Lago, el Teresa Herrera y Oza, quedando pendiente el edificio central del Chuac por encontrarse en obras.

La entrega del sello, que concede Aenor según la norma ISO 14001 2015, citó ayer en el Hospital Marítimo de Oza a buena parte de la directiva de la Xerencia de Xestión Integrada, con el larachés Francisco Vilanova a la cabeza, y estuvo presidida por el conselleiro de Sanidade en funciones, Jesús Vázquez Almuíña, al que acompañaron el gerente del Sergas, Antonio Fernández-Campa, y Martín Pita López, director de Aenor en Galicia.

Tanto el gerente, Vilanova, como el conselleiro, que decidió salirse del discurso oficial, pusieron el acento en el agradecimiento a quienes hacen posible reconocimientos como el de ayer, los profesionales, y en el orgullo. «Tenemos la obligación real de darle a la sociedad ejemplo de cómo actuar y no creo que haya un sistema tan pendiente de la mejora continuada como el sistema sanitario -dijo Vázquez Almuíña-; cuanto más conozco esta organización, más orgulloso me siento de lo que estáis haciendo desde hace muchos años, que es lo que ha situado al Chuac entre los mejores centros de España».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Como un pueblo de 4.000 habitantes