Fisterra da pasos en su plan para regular los principales activos de atracción turística

Juan Ventura Lado Alvela
J. v. Lado CEE / LA VOZ

FISTERRA

Ana Garcia

La cofradía acordó cederle al Concello el Museo da Pesca por un plazo de cinco años para que funcione con ayuda de la Deputación

15 jul 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Aunque a un ritmo muy inferior del deseable para el propio Concello y para el conjunto del sector turístico, Fisterra está dando pasos en algunos de los puntos de su estrategia de gestión de los atractivos fundamentales.

Museo da Pesca: Ayer la junta de gobierno local aprobó el convenio que le remitió firmado la cofradía para hacerse cargo del Castillo de San Carlos por un plazo de cinco años prorrogables. Ahora deben formalizar el acuerdo en un documento notarial y continuar el proceso para contratar al guía. Según explica el alcalde, José Marcote, disponen de una subvención que ronda los 4.000 euros para ponerlo en marcha y, a partir de ahí, cuentan con el compromiso de la Deputación para darle continuidad al proyecto. Sería, probablemente, a través de un convenio del estilo que tienen en Vimianzo con el Castillo o en Zas con las Torres do Allo, aunque el modelo no está cerrado.

El patrón mayor, Manuel Martínez, se muestra encantado con que pueda abrirse y con que se reconozca el papel de la cofradía, que lo puso en marcha, y que ahora cede un bien propio en beneficio de todos.