La excavación de Castromiñán se retransmitirá a lo Gran Hermano

El CSIC apoya un ambicioso proyecto patrimonial y turístico de más de tres años

La visita a Castromiñán del sábado abrió el proyecto.
La visita a Castromiñán del sábado abrió el proyecto.

Cee / La Voz

En tiempo real. Así se podrá seguir la excavación de Castromiñán desde cualquier parte del mundo como si de un programa de telerrealidad se tratase, aunque evidentemente con unos contenidos y una finalidad bastante alejada de estos formatos.

El Concello de Fisterra promueve un ambicioso proyecto con importantes apoyos técnicos, incluido el del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que promete elevar el patrimonio arqueológico de finales de la edad de hierro a una dimensión desconocida en la zona en cuanto a investigación, divulgación, difusión y, sobre todo, fomento de las visitas turísticas. Un plan a desarrollar en no menos de tres años y que el alcalde, José Marcote, está convencido de que sacarán adelante. Dijo en su presentación que van a poner «todo o empeño» en ello, ya que le parece «incrible» que alguna Administración no le ayude a financiarlo cuando descubran «o ilusionante que é e o valor que ten».

Es una importancia que el director del Instituto de Ciencias del Patrimonio (INCIPIT), Felipe Criado, inscribe en la «explosión» que los técnicos predicen en la ruta jacobea a Fisterra durante los próximos 10-15 años y que «ponnos a todos na obriga de tentar aproveitar este contexto de forma sustentable». Su contribución como investigadores la resume en el propio espíritu del trabajo que hacen. «Nós vemos a ciencia como unha pesquisa para xerar valor, que nos permita ter cousas que aportar», asegura el director de este organismo, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), quien agradece además la invitación a participar y adelanta que «o INCIPIT estará á altura das circunstancias».

Prolongar las estancias

La dimensión del proyecto la explica el profesor de periodismo y divulgador patrimonial Manuel Gago, que parte de dos objetivos claros: la puesta en valor de los castros nerios y «conseguir pernoctacións en Fisterra», que, según dice, fue lo que pidió abiertamente el alcalde. «Non é escavar e quedarnos aí, é contar cun patrimonio para vivilo», señala Gago, quien destaca que «todos os castros teñen as súas lendas, pero moi poucos contan cunha mitoloxía». De hecho, recuerda la referencia del cronista romano Plinio a los nerios, que los identifica como uno de los tres pueblos célticos. «As primeiras noticias de Galicia que temos na historia da humanidade son de aquí, de Fisterra», pone de manifiesto el profesor de la USC, que divide la divulgación de los castros en cuatro líneas: «escavar, unha estrutura en Internet, contalo en tempo real como un programa de televisión e o coñecemento a través dunha ruta». Este recorrido guiado por Castromiñán, Duio y todo el entorno, asociado al resto de valores ambientales, históricos y patrimoniales de Fisterra, servirá, según Gago, «para que non sexa unha visita sen máis», sino para llenar de contenido la estancia en Fisterra y la comarca y así prolongarla en lo posible para sacarle rendimiento turístico.

La excavación en sí, como detalla el arqueólogo Carlos Otero, al frente de la parte más técnica de la iniciativa, está centrada en «intervir o menos posible para non competir co valor ambiental», que ya tiene el entorno. «Non podemos pensar en escavar todo o castro, os seus valores están por enriba de convertelo nun simple xacemento arqueolóxico», incide Otero, que prevé una actuación gradual a partir del 2016 en la que se «verán resultados dende o primeiro día», ya que se va a transmitir cada paso que se de, con tiempos intermedios para la reflexión y para consolidar conocimientos. De ahí que vayan a partir de topografía basada en fotografías con drones y modelos tridimensionales, que ya le darán ese primer «produto interactivo potente» para lograr la difusión a escala internacional. Después vendrán los mapas magnéticos con radiómetros (si es preciso georradares), las catas y por último la excavación en área, en la que a lo mejor «chegan 20 metros cadrados. Trátase de escavar o suficiente para entender e poder explicar», concluye Otero.

Xosé Gago, que tiene a sus espaldas a una experiencia similar exitosa como coordinador de Costa dos Castros en Oia, donde en solo un año triplicaron las visitas a la oficina de turismo local, afirma: «Non falamos por falar. Pensamos que nisto ten que haber investigación, comunicación e turismo. Hai un obxectivo ambicioso, pero cada ano vanse ver resultados. Non quero parecer cursi, pero podería dicirse que este é o primeiro día do resto da vida de Castromiñán».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

La excavación de Castromiñán se retransmitirá a lo Gran Hermano